sábado, enero 23, 2010

Recado de penca y pastelazo

Me encontré este artículo de Juan Villoro. Va por ahí.


Penca y pastelazo

Durante la presentación de la serie de programas Discutamos México, Miguel León Portilla hizo un pertinente llamado a entender el debate como una forma de la crítica. No podemos ser complacientes con lo que en las novelas policiacas se llama "el lugar de los hechos" y en la Historia se llama "la patria".

La perplejidad de vivir en esta tierra comenzó desde hace mucho. En La visión de los vencidos, León Portilla recoge estos versos, compuestos en náhuatl entre 1430 y 1519: "¿A dónde pues iremos?/ ¿Cómo sufriremos aquí?". En 1958, Carlos Fuentes ofreció un eco a esa interrogante: "Aquí nos tocó. Qué le vamos a hacer. En la región más transparente del aire". Patria: lugar del destino inescapable.

No escogemos un país en el surtido de las naciones. Te toca uno y aprendes a quererlo o soportarlo. El nuestro cumple doscientos años de una vida que puede llamarse "independiente" si se omite el hecho decisivo de que casi todos los bancos son extranjeros.

De madrugada, las preguntas son terribles. Pensemos, al modo de las leyendas antiguas, que nuestro país duerme un sueño profundo, recostado en sus montes y sus valles. De pronto un temblor lo despierta. Son las cuatro de la mañana y la nación padece vértigo existencial: "¿Es necesario que exista?", se pregunta.

Ahondemos en ese despertar tan próximo a una pesadilla: ¿es necesario que haya mexicanos? ¿Qué perdería el mundo sin nuestra especificidad regional?

Hace unos días, un conductor tomó el segundo piso del periférico "a valor mexicano", es decir, sin precaución ni permiso. Conducía un camión de basura. Ya en lo alto, perfeccionó el desastre y se desplomó sobre tres coches. La metáfora no puede ser más inclemente: la basura cae del cielo para aplastar a quienes sufren aquí.

Uno de los problemas de ser mexicano es que otros también lo son. No es habitual que un compatriota se desplome sobre ti desde un puente, pero puede pasar. Lo habitual no siempre es mejor.

¿Cómo sobrellevamos la vida en común? Esta semana 23 presos murieron en una reyerta en la cárcel de Durango. La explicación cómoda consiste en pensar que los violentos no saben convivir. ¿Qué tan bien convivimos los que estamos fuera de un penal?

En una canción reciente, Alejandro Fernández propone un nuevo trato entre mexicanos y mexicanas: "Unas nalgadas con pencas de nopal/ es lo que ocupas por falsa y traicionera./ Cómo te amaba, qué bruto, qué animal/ cómo fui a darte mi amor a la ligera./ Unas nalgadas con pencas de nopal,/ una lección es la que te mereces./ Unos rasguños con espina de maguey,/ hoy se me antoja jugar gato en tus cachetes;/ me hacías piojito y luego me 'hicites' güey/ ya te veré empeñando los aretes". Es obvio que El Potrillo no necesita escándalos para triunfar. Seguramente, la canción le pareció divertida y no pensó que podía tener consecuencias. Lo grave está precisamente en eso; en ignorar que se trata de una ofensa.

¿Cuándo empezamos a malentendernos? Nuestro escudo nacional es el único que representa un acto de depredación. ¿Debemos entenderlo como un modelo para actuar como el águila y la serpiente y usar la penca como sugiere Alejandro Fernández? Por supuesto que no.

Sin embargo, las noticias indican que somos víctimas de algo que podríamos denominar "maldición del escudo". Unos se creen águilas y otros serpientes. Incluso los pastores de la Iglesia, que profesan una fe de conciliación y amor al prójimo, caen en la intransigencia. Es el caso del Cardenal Norberto Rivera, quien practica un catolicismo selectivo donde no caben disidentes.

¿Y qué decir de la intolerancia en los medios? El conductor de Televisa Esteban Arce se refiere a los homosexuales como "puñales" y hace poco dejó caer este alarde oratorio: "La finalidad de la vida sexual es la reproducción... comer Cheetos por las tardes y masturbarse es una preferencia pero no es normal". Arce considera anormales a quienes se tocan a sí mismos o tocan a alguien de su mismo sexo. Esto lleva a una pregunta: ¿cómo es un mexicano normal? ¿Se parece al chofer del camión que se despeñó del segundo piso, al golpeador con penca, al arzobispo de México, a los Zetas y los miembros del cártel de Sinaloa que se enfrentaron en el penal de Durango, al comunicador que juzga perverso a Elton John? Todos son mexicanos por igual. Y no sólo eso: ninguno de ellos califica como extravagante. Se trata de gente que piensa y actúa como muchos otros mexicanos. ¿No ha llegado la hora de ser típicos de otro modo?

Mientras esto ocurría, ese especialista en festejos que es Felipe Calderón, le hundía la cabeza en un pastel al director del ISSSTE. Tal vez me falte imaginación, pero no concibo un acto oficial donde Vaclav Havel, Olof Palme o Lázaro Cárdenas le hundan la cabeza en un pastel a un subordinado. "Yo quiero celebrar con alegría y patriotismo", dijo Calderón en su mensaje del 4 de enero. Ya sabemos a qué se refería.

Lo único que alivia este recuento es que no incluye a ninguna mujer. La verdad sea dicha, es más fácil celebrar la matria que la patria.

14 comentarios:

Chilangelina dijo...

Bravo, chingaos.
Vamos, a vertir opinión. Los veo muy calladitos.

Rubo dijo...

Guau, no sé ni qué decir. Qué buen artículo.

Pancake dijo...

Concuerdo con Rubo.
Muy buen artículo.

Creo que he dicho esto antes pero, bah, no entiendo tanto alarde sobre el orgullo mexicano cuando aquellas cosas realmente dignas de orgullo mueren olvidadas en algún rincón de esta nuestra "madre patria". Cuando todas las historias terminan y comienzan donde mismo, donde los olvidados, donde los caciques, donde las envidias y los prejuicios. Llenando las esperanzas a un pueblo con marías del barrio e historias fantásticas donde no importa tener nada o poco sino un chingo de orgullo y familia. Como si las familias comieran de sueños.

Chale.
Ni llorar es bueno.

Rox dijo...

Yo estoy enamorada de Villoro desde que lo vi en la FIL, así que lo que diga es de grupie nalgapronta.

PEEEROOOO...

Yo tengo un draft de lo mucho que me repatean los ovarios cada vez que escucho "200 años de ser mexicanos" y van mas o menos con lo que dice Juanito (y tirándole un mucho a QRO y a su intolerancia)

Ya mero acabo mis cuentitos, te aviso cuando lo publique. :)

Gracias por compartir!

Mujer Maravilla a la Mexicana GG dijo...

Yo creo que no incluyó a ninguna mujer porque iba de rápido a exponer sus puntos o por caballero pero caray ahora resulta que en México todas las mujeres somos unos angelitos, la verdad no creo, ese es un concepto muy arraigado la mujer aguantadora, buena, excelente madre. El país tan torcido que tenemos también lo hemos construido las mujeres, las Gordillo, las Paredes, las Michas,Sasha Montenegro también las Mariana H, Sor Juana Ines de la Cruz, Remedios Varo, Elena Garro.

Me extraña que tú siempre tan peleada con los prejuicios creas eso que es más fácil celebrar la matria que la patria. No, la verdad las mujeres también somos unas fichitas, no hay más ilustrativo que los vagones del metro para mujeres en el DF, uno esperaría toda cordialidad, digo somos todas comadres, pero no es lo mismo empujones, gritos, mala vibra, obvio sin el arrimón.

Coincido con el artículo o lo quieres o lo odias, mi tía primos, hermanos, ya se fueron y no piensan regresar, yo me quedo lo amo.No decides en dónde vas a nacer pero sí el sentimiento hacia tu país.

Saludos.

Mujer Maravilla a la Mexicana GG dijo...

Uy una disculpa Chilangelina, ya vi que el de los prejuicios y caballerosito fue el mismo Villoro, no tú. (Ponga aquí una cara de apenada).

Irenita dijo...

Despues de vivir tanto tiempo en otro paìs y de tener a un presidente como Berlusconi la neta la neta la neta ya no me sorprenden tantas cosas...

Si un pais del "primer mundo" puede cometer tantas atrocidades no me asombra que un paìs como Mèxico pueda estar en el estado en que està...resignaciòn...eso es lo que me queda.

WLF-2226 dijo...

¿Qué es ser mexicano? Los mexicanos tenemos tanto potencial y tantos traumas, pero no somos diferentes de otras naciones. llevamos tantos años buscando y pregonando la tan llamada "identidad nacional" que a veces nos perdemos en quienes somos y terminamos cantando rock inglés o jpop japonés y llegamos finalmente a preguntarnos ¿Qué es ser mexicano?

tazy dijo...

uyy la matria gonzaliana. don güicho se nos murió antes de tiempo, él debió de hablar en esos programas.

el texto me recuerda a ese laberinto del que no salimos, que nos describe multiculturales e incomprensibles. "modernos y salvajes" dirían los antropólogos. queremos ser más de lo que podemos proque nos vemos más de lo que somos.

gran texto, gracias por el dato =)

Irenita dijo...

uy uy uy era en buen plan...anyway, se me hace horrible (y digo se me hace porque nunca he estado ahi...por eso te lo estaba preguntando) porque estudiando urbanistica y sociologìa muchos investigadores presentan en caso de LA como una ciudad que naciò queriendo ser una ciudad moderna, “la ciudad del automòbil” desdeñando la idea de la centralidad del Downtown para expandirse en el territorio, con arquitectura anònima, con un grado de cementificaciòn elevadìsima, con pocas areas verdes, con un chingo de tràfico, con temperaturas muy elevadas…

Claro que los elementos que caracterizan una ciudad son muchìsimos y muy diferentes…por su clima, paisaje, habitantes, pais, idioma, economìa, cultura etc etc. L.A. ademàs de su configuraciòn urbanistica-arquitectònica para mi siempre ha tenido una imagen superficial, en donde abundan personas que quieren ser actores o modelos, muy de industria de cine, Hollywood, Beverly Hills…pero se tambièn que es una ciudad rica de cultura, de movimiento y de ideas. Por eso me interesaba saber de una como tu, que ciertamente tiene un punto de vista diferente al que tengo yo y que eres una que vive ahi què es lo que pensabas de ese lugar. Punto.

Por otro lado Gènova tambièn me parece horrible en ciertas cosas pero tambièn podrìa hacer una larga lista de las cosas buenas que tiene o de las razones por las que me gusta vivir aqui.

Con “de primer mundo” querìa decir que a mi no dejan de sorprenderme las diferencias entre los paises “desarrollados” y aquellos “sub-desarrollados”, desde las cosas màs pequeñas hasta las cosas seriamente sociales y que abarcan lìmites màs amplios…la justicia, el welfare, una economìa diferente, el gobierno, etc. pero estoy segura de que la diferencia se siente y personalmente me agrada y me siento segura de saber que si algo me pasa no estoy desvalida y ya chinguè a mi madre por no ser millonaria. Por eso -ademàs de muchas otras cosas- tantas personas aprecian el hecho de vivir en un pais de primer mundo. Y no creo que sea nada malo.

Chilangelina dijo...

Estimado lector, aclaramos que el comentario de aquí arribita no tiene nada que ver con este post, sino con una pregunta que se me hizo en Fromspring. Es que la Irenita es bien versátil... :-P

Irenoir, pos estamos en buen plan! Te pedía que precisaras justamente para saber si hablabas desde tu posición de arquitecta o si te referías a otra cosa. Lo que me sorprende es que digas que una ciudad es horrible sin conocerla, me parece algo muy "narrow-minded" viniendo de alguien como tú.
Leyendo tu comentario es evidente que no la conoces, no hacía falta decirlo. Tu percepción de LA está plagada de clichés; pensar que es una ciudad donde abundan personas a la Beverly Hills es como describir al DF como una ciudad donde todos son personas Polanco.
Creo que me has dado tema para un post futuro.
Besín.

Irenita dijo...

jajaja ok, ya te contè què fue lo que pasò en Twitter...formulè al chingadazo mi pregunta...eso fue lo que pasò. Al menos te di un tema para un post ;)

becho becho

Anónimo dijo...

[B]NZBsRus.com[/B]
Dont Bother With Laggin Downloads Using NZB Files You Can Quickly Find Movies, PC Games, MP3 Singles, Software & Download Them at Blazing Speeds

[URL=http://www.nzbsrus.com][B]Newsgroup Search[/B][/URL]

casacelis dijo...

No se si celebrar... o llorar, pero con todo y eso... se celebrará.

México lindo y querido.

Tu post excelente.

Abrazos!