sábado, noviembre 04, 2006

Recado visitante

Mi querido amigo Témoris Grecko, buen periodista y mejor pata de perro, envió este texto desde Nueva Zelanda, una más de las etapas de su Vuelta al Mundo. Me parece que es una excelente fotografía del punto al que hemos llegado, después de siglos de racismo impune.
Al leerlo me acordé de aquella canción de Gabino Palomares, Maldición de Malinche:
"Hoy en pleno siglo XX nos siguen llegando rubios
y les abrimos la casa y los llamamos amigos.
Pero si llega cansado un indio de andar la sierra
lo humillamos y lo vemos como extraño por su tierra.
Tú, hipócrita que te muestras humilde ante el extranjero
pero te vuelves soberbio con tus hermanos del pueblo".
Aquí el texto de Témoris.

EL IFE, FOX, OAXACA, TABASCO: SOMOS UNA REPÚBLICA CHORICERA

"Nosotros no valemos nada", me dijo un señor indígena en la avenida Gabriel Mancera, casi esquina con Xola, en la colonia del Valle de la Ciudad de México. Un momento antes, su compañero, con el rostro lleno de sangre, había dicho: "No queremos dar molestias".
Esto ocurrió pocas semanas antes de salir de México. Yo venía conduciendo y me acompañaba mi tío Martín. Al pasar Xola, vi como una persona cruzaba la avenida sin precaución alguna. La mujer que manejaba un coche blanco no pudo hacer nada y lo golpeó de costado.
Ella y nosotros nos detuvimos de inmediato. Levantamos al señor, de unos cincuenta años, delgado, pequeño. Tenía la cabeza abierta, la camisa se le llenaba de sangre. De inmediato dijo que estaba bien, que era su culpa, y empezó a pedir perdón. Estábamos a unos cien metros de un hospital del IMSS con atención de emergencias. Lo invitamos a venir con nosotros para que lo checaran. Él se negaba, avergonzado, "somos indios, no queremos dar molestias, somos indios, no queremos dar molestias, perdónennos". Su compañero lo abrazaba para consolarlo, pero sobre todo se ocupaba de tranquilizarnos, y entonces empezó a llorar. "Es que nosotros no valemos nada. Somos indios de la sierra. No valemos nada". Yo quería llorar también.
A unos pasos de ahí, cerca pero sin intervenir, estaba un hombre mestizo, chilango, con un bonche de ejemplares de una publicación religiosa. Los dos indígenas también traían unos montones. Pensé que estaban relacionados. Me molestó que el tipo, quien supuse que estaba a cargo de ellos, se mantuviera al margen mientras el indígena seguía sangrando. Le dije que me ayudara a convencerlo de ir a revisarse la herida. El hombre hizo ademán de marcharse. Le pregunté por dios y su religión, que por qué no ayudaba al prójimo. Se fue. Los indígenas se fueron tras él.
¿Que pasó en Oaxaca? Personas que se han dado cuenta de que valen mucho y no quieren seguir tragándose la discriminación decidieron exigir lo suyo. El absurdo manejo del problema por parte del gobierno federal, y de hecho los abusos constantes que por décadas y siglos han prevalecido en ese estado, permitieron que la ultraizquierda se apoderara del movimiento. No es culpa de la gente ni de sus reivindicaciones. No debería extrañarle a nadie. Ni que el conflicto se haya podrido. El gobernador Ulises Ruiz y sus esbirros se dedicaron a matar gente. Todos los muertos cayeron siempre del mismo lado. El Centro no intervino.

Foto: AFP
Sólo lo hizo, cuando, oh, sí, mataron a un extranjero. Estoy seguro de que Brad Will se sentiría triste si pudiera enterarse de que su muerte es más valorada que la de la gente cuya lucha quería documentar. Es paradójico que sus amigos se vean en la situación de que protestar por su muerte parezca compartir la preocupación prioritaria del gobierno por una vida foránea.
Desde aquí, tan lejos de mi México y de su Estados Unidos, le envío una muestra de mi tristeza, mi dolor y mi indignación
Tristeza, dolor e indignación que también van por los muchos ciudadanos que han sido asesinados en Oaxaca, y cuyas muertes la autoridad no tiene intención de aclarar, porque son sólo mexicanos, porque son sólo indios y mestizos oaxaqueños que no pertenecen a las clases globalizadas.
No creo que los asesinos hayan calculado matar a un extranjero, pero sí matar para provocar de una vez por todas la intervención federal. Una intervención que, miren ustedes en que país vivimos, no estaba destinada a detener a los asesinos, ¡¡¡¡sino a golpear y encarcelar a las víctimas de los asesinos!!!! Se puede creer?
Leo hoy, sábado (viernes en México), que la PGR dice que nadie le ha entregado detenidos… ¿en dónde están, entonces? ¿A dónde llevo la PFP a la gente que cazó? ¿Es que puede entrar en la cabeza de alguien poner a las víctimas en manos de los victimarios, los entregaron a la policía de Ulises Ruiz? ¿En donde están, si no?

Foto: El Universal
¿Qué ha pasado en este país? Cuando salí de México, en abril de 2005, pensé que las cosas iban mas o menos bien, a pesar de todo. La democracia resistía. Ya no éramos una república choricera de acarreados. Pero había indicios en sentido contrario. Uno muy claro: la manipulación del órgano electoral: de un Woldenberg pasamos a tener un Ugalde, de consejeros de primer nivel intelectual a otros de tercero, de un órgano mucho más que menos imparcial a otro agandallado por dos partidos políticos y medio (el Verde es un negocio, no un partido).
No vi la campaña. Pero ahora el IFE dice que debilidades de la ley le impidieron callar a Fox, o sea, Ugalde reconoce abiertamente que la intervención del presidente fue nociva para el proceso electoral, algo que, con un resultado tan apretado, bien pudo haber decidido la contienda.
Después Oaxaca. Y Tabasco, Gonzalo N. Santos, el cacique mas clásico entre los clásicos, estaría satisfecho si pudiera ver la forma en que operó el PRI allí.
Pensé que teníamos una democracia incipiente pero en buen camino. Así lo he explicado a lo largo de mi viaje. Me equivoqué. México puede estar mejorando su comportamiento macroeconómico, pero ahora vemos que subir al primer mundo no es sólo una cosa de vestirnos con ropa de marca, sino de trasladar los beneficios a todo el país.
¿Por qué están saliendo las cosas así? ¿Por qué tenemos gobernadores asesinos como Ulises Ruiz? ¿Por qué se permiten operaciones tan sucias como la de Tabasco? ¿Por qué actúan los partidos como gángsteres (desde el PRD hasta el PAN, pasando por el gangster-non-plus-ultra, el PRI, y la chiquillada, tal vez con excepción de los socialdemócratas)? ¿Por qué nos cambian un IFE de lujo por uno guajolotero?
La respuesta es la misma que la que tienen estas otras preguntas: ¿Por qué tenemos una ultraizquierda cada vez mas activa, y con ella la posibilidad de una guerra civil? ¿No estábamos mas allá de los fantasmas de la insurrección? ¿No éramos una democracia?

Foto: David de la Paz
Ni los dinosaurios, ni la ultraizquierda (ni el yunque, por supuesto) se van a acabar si no se atienden eficaz y decididamente los graves rezagos sociales que afectan a nuestro país, si no eliminamos la corrupción desde la raíz, si no ponemos límites a la explotación de la gente que realiza el gran capital (la banca española acaba de anunciar que gana más en México que en ningún otro lugar porque el sistema de aquí es bárbaramente abusivo en cuanto a cuotas, comisiones y otros cobros –claro que ellos no dijeron bárbaramente abusivo, dijeron beneficioso), si no extirpamos el racismo que subyace en nuestras actitudes (qué mayor victoria de la perversión que convencer a una gente de que vale menos a causa de su raza), si no…
Seguimos siendo un país dinosáurico. Eso es lo que nos han enseñado estos años de ahumadas y bejaranos y manuelespinos y jefediegos y ulisesruices y madrazos. El ascenso económico de una parte del país no va a consolidarse si deja atrás al resto del país, ese es el mensaje básico, por el sencillo hecho de que: la-gen-te-se-can-sa.
Con todo respeto hacia los hermanos colombianos, sólo una cosa nos diferencia de Colombia: Tenemos paramilitares (mírenlos en Oaxaca), tenemos narcos de a montón, pero no tenemos guerrilleros (de los que sí disparan). ¿Para cuándo los queremos?



Video del enfrentamiento frente a la UABJO

6 comentarios:

Les temps sont durs pour les rêveurs dijo...

HOLA!! Eileen, Saludos gracias pr tu comentario de verdad me gustó mucho y tu anécdota fue demasiado esperanzadora, respecto de esta entrada déjame comentarte que me parece por demás necesaria.
El principio del artículo creeme que me hizo un nudo en la garganta, al decir q no valían!!!:/ grrr
Así cmo a ti te recordó la canción a mi me recordó otra anécdota (q sería bueno postear) SEGURO que ya la habrás escuchado, esa de un experimento: pongan mexicanos y Gringos por ejemplo, en un tinaco a los segundos pónganle tapa y candado y a los primeros mmm ni tapa les pongas ellos se jalan solitos para no salir....
somos injustos con nuestra propia gente.
En fin, saludos y que tengas excelente inicio de semana =)

Jazmin dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Jazmin dijo...

A mí también se me hizo un nudo en la garganta con la anécdota que contó Témoris. Qué triste que mexicanos se sientan ciudadanos de segunda en su propio país. Comparto su pesimismo, es difícil ser optimista cuando cada vez hay más violencia y polarización. Gracias por la dosis de realidad.

Enrico dijo...

Qué buen texto, mi comentario va por otro lado. Visito casi diario este blog, con titipuchal del trabajo periodístico y me pregunto qué tenemos qué hacer para hacerlo masivo. Un portal de blogs períodísticos o algo así, cadenas, no sé. Pero hay que hacer algo porque es un excelente trabajo.

chilangelina dijo...

Hola a todos, perdon por la tardanza para responder, esta semana estuvo complicada.
Angie, gracias por la visita; quise regresar a tu blog pero no encuentro el link, ¿me lo puedes enviar?
Jazmin, la bronca es que la dosis de realidad le deberia llegar tambien a los que toman las decisiones; estamos muy solos acá abajo.
Enrico, desde hace un tiempo he pensado en esa idea: hacer una red de blogs periodisticos. Ahora existe una, Blogs por la Democracia, pero los contenidos tienden a ser mas politicos-grilla; sin embargo creo que no hay un escaparate para los textos o las fotos (como es tu caso) con tendencia al analisis politico-social, y nos hace falta. Pienso por ejemplo en los textos de Blas Torillo (http://politic-ando.blogspot.com/) que me parecen bastante buenos, o en los de JC de http://cargamento.blogspot.com/.
Deberiamos de ir haciendo que cuaje la idea…

Enrico dijo...

¡Pos a darle! ¡Qué cuaje!