domingo, marzo 11, 2007

Recado de Esequiel

Marcha Migrante, día 6: Frontera entre Texas y Chihuahua


El 20 de mayo de 1997 Esequiel Hernández cuidaba a los chivos que eran propiedad de su familia a cien yardas de su casa en el pequeño poblado de Redford, sobre la frontera entre México y Estados Unidos, cuando una bala disparada por un marine le quitó la vida. Seis días antes, Esequiel había cumplido 18 años.

El joven llevaba una escopeta con la cual ahuyentaba a los coyotes o las serpientes que podían atacar a su rebaño. El marine que le disparó argumentó que lo hizo porque Esequiel disparó primero y pensó que lo estaba atacando (Esequiel al marine), aunque la autopsia reveló que el joven miraba hacia el lado opuesto de donde estaban los militares al momento de recibir el disparo.
El episodio causó tal polémica que hasta la fecha es mencionado como un argumento en contra del despliegue militar en la frontera y hace tres años dio lugar a la historia en la cual se basa la película Los Tres Entierros de Melquiades Estrada, dirigida por Tommy Lee Jones.

“Murió sin razón por la militarización de la frontera ya desde entonces”, dijo Benigno Peña, uno de los integrantes más chidos de la caravana de la Marcha Migrante, parado frente a la tumba de Esequiel.
Benigno es el fundador y presidente del Concilio de Inmigración del Sur de Texas, STIC por sus siglas en inglés. “Le pusimos así porque suena como stick (palo), para que sepan que vamos a usarlo como herramienta para darle de golpes en la cabeza a la migra”, explica divertido.

En sus oficinas, Benigno asesora a la comunidad inmigrante para que resuelvan sus asuntos de inmigración y les ayuda con los trámites de residencia o ciudadanía.

Enrique Morones y Benigno ponen una cruz en la tumba de Esequiel

Benigno viajó desde McAllen, Texas, cerca del Golfo de México, hasta San Diego, California para realizar todo el recorrido con la Marcha Migrante desde el principio. Pero de todos los puntos programados para visitar, el que más le interesaba era la tumba de Esequiel.
Según lo que me explicó Benigno, el condado de Presidio, al cual pertenece Redford, fue conocido a finales de la década de los noventa por ser un sitio de intensa actividad por parte de los grupos del narcotráfico. Con este pretexto las fuerzas armadas estadounidenses fueron desplegadas en la región, dizque para dar seguridad a los habitantes de la zona, aunque los lugareños aseguran que no existe narcotráfico en su pueblo.

“A Esequiel no lo mataron los narcos, lo mató un marine cuando él no estaba haciendo nada. Y lo mató en su propio país, porque Esequiel era ciudadano americano”, recordó Peña, quien el día de la visita se levantó antes que todos para ir a comprar unas flores para la tumba de “Zeque”. “Por eso vamos a hacer todo lo posible porque salga el ejército de nuestras comunidades, porque no conocen la vida en esta zona y no tienen nada que hacer aquí. No estamos en guerra con México”.

Desde el cementerio se ve el lugar donde mataron a Esequiel, justo bajo la flechita

Pues no, no estamos en guerra, y aún así la militarización en la frontera se vive a cada paso cuando uno anda por ahí. No dejen de leer el próximo recado para que vean lo que es militarización y no fregaderas (o más bien, para que vean la gran fregadera ocurriendo en la frontera).

6 comentarios:

Blas Torillo dijo...

In memoriam

Jus semper

Hay que seguir haciendo lo que hacemos Chila, porque la injusticia nos gana...

Como el calentamiento global, estamos apenas en la orilla del precipicio.

Espero, quiero, trabajo para que no nos gane la historia ni la injusticia...

Ni la inhumanidad.

Besos

tazy dijo...

una de las mejores pelís que vi en el 2006... realmente conmovedora...

esto de la migración es todo un lío, me fascina el tema y quiero trabajarlo pero... neta, más que económico sus connotaciones culturales ysocailes tienen un buen de relajos que no se pueden explicar...

nuevamente chido post!!

tazy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tazy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cyrana dijo...

Chila... y cuántas muertes hubo h antes y habrán? Sólo el trabajo de hormigas, el relato y la "función didáctica de enunciar" a través de los testimonios y escritos, harán que ESTO CAMBIE en algún momento.¡¡FUERZA!!
Te abrazo Chila,

chilangelina dijo...

Hola Blas, pues si, a veces parece que nos rebasan por la derecha (que por la izquierda ya se ve que no pueden), pero hay que seguirle dando...
Tazy, creo que estas en un lugar privilegiado para entrarle al tema de la migracion, es realmente poco lo que se sabe en Mexico de la magnitud de los problemas migratorios en esa region de Europa... ojala le entres y nos compartas tus hallazgos...
Cyrana, justamente de eso se trato esta marcha, de decir que cada numero en las estadisticas tiene un rostro y es una historia. No se si podemos hacer que esto cambie, pero si al menos que no avance sin que protestemos...