jueves, octubre 02, 2008

Recado que no olvida

“La sangre pisoteada de cientos de estudiantes, hombres, mujeres, niños, soldados y ancianos se ha secado en la tierra de Tlatelolco. Por ahora la sangre ha vuelto al lugar de su quietud. Más tarde brotarán las flores entre las ruinas y entre los sepulcros”.
-Elena Poniatowska, La Noche de Tlatelolco.


Todo el día traje a mi chilangelinita buena hablándome al oído izquierdo: “No has subido el post del 2 de octubre, y son los 40 años, y la cosa está del queque. Ándale, chingaos: a postear”. Pero a pesar de que es ruidosa como la madre, tuve que ignorarla porque andaba ocupada, entre otras cosas, haciendo una nota local sobre el tema para el diario ese en el que trabajo. Platiqué con algunas personas, mexicanos todos, viviendo en Los Ángeles.

Es bien interesante ver por dónde agarra cada quien el asunto. Mi entrevistado “A” me contó lo que haría hoy: es maestro en una prepa, así que por la tarde les presentó el documenal “El Grito” a sus chavos. Los estudiantes, la mayoría nacidos aquí y de padres mexicanos, han oído de Tlatelolco, asegura; pero es necesario que vean las imágenes y, sobre todo, que sepan que el gobierno permitió la intromisión de la CIA y el FBI en la operación.

Una cosa más: para él, de alguna manera extraña, el movimiento del 68 en México tiene algún vínculo con los actuales movimientos de los estudiantes mexicoamericanos en Los Ángeles, particularmente los que se refieren a la lucha por la legalización de los indocumentados –para muchos, la realidad paterna-, y por lo que toca al rechazo del reclutamiento de jóvenes hispanos en las escuelas por parte del Ejército de Estados Unidos.

Luego hablé con mi entrevistado “B”, un dirigente del Frente Amplio Progresista en Los Ángeles, que participa en la organización de un evento el próximo sábado. Aquí la visión es otra: consideran que el asunto de la persecución de jóvenes hace 40 años está relacionado con el actual acoso a líderes sociales y activistas, particularmente en estados como Oaxaca, “y en cualquier otro caso que consideren va en contra de los intereses de la oligarquía mexicana. Como el grupo en el poder no sabe utilizar la política para vencer al pueblo, recurre a la mano dura”, me dijo. Y de paso hizo alusión a los campesinos, a la falta de oportunidad, de educación, a la necesaria migración hacia el norte. A todo, dijo, apela el 2 de octubre.

Pero la interpretación que más me gusta es la que realizó un académico de origen oaxaqueño de UCLA. “Lo que ocurrió el 2 de octubre nos sirve para valorar el papel que tuvo el gobierno”, me dijo. “Es vital que ahora que en México está de moda el uso del Ejército en el combate contra las drogas, atendamos esta lección sobre los límites de su papel”.


Tlatelolco, 1968

 

Oaxaca, 2006

Yo pienso que por ahí va la cosa. A 40 años de la masacre no hay castigados, no hay encarcelados, no hay responsables. Los gobiernos, todos, se han hecho de la vista gorda para evaluar y sancionar el rol que jugó precisamente el propio gobierno con la complicidad del Ejército. 40 años después, México vuelve a tener las calles de sus ciudades patrulladas por militares; un gobierno cuestionado, el miedo flotando en el ambiente, la desconfianza y la incertidumbre sobre lo que vendrá. Para los responsables de aquella primera vez no hubo castigo; pero si lo seguimos dejando pasar, ¿qué seguridad tenemos de que el día que el exceso vuelva a cubrir nuestras aceras podremos juzgar a los culpables?

Por encima de todas las lecciones, de todas las apreciaciones, yo estoy convencida que hay una cosa fundamental que, más allá de un eslogan, no debemos olvidar: la impunidad, en cualquiera de sus formas, es la mejor estrategia para que prevalezca la injusticia.

26 comentarios:

gzvargas dijo...

Ouch! qué buen post te aventate!

Yo viví el "Oaxaca 2006" =s

Jair Trejo dijo...

Quizá es fácil para mí, porque no lo viví. Pero yo no creo que seguir buscando castigo para los responsables sea sano. 40 años despues, creo que nuestros enemigos no son los autoritarios del pasado, sino los del presente, y mucho más importante que castigar a los que dieron las órdenes en 1968, es impedir que vuelva a suceder hoy.

Anónimo dijo...

tengo un companero de trabajo que se acaba de nacionalizar mexicano, Platicabamos un poco de el examen q tuvo q presentar para esto de su nacionalidad.. claro los temas nunca incluyeron un 2 de octubre.. y claro me preguntaba ayer, y bueno cuantos fueron o porque eso no esta en los libros, claro le sorprendia que mucha gente supiera del tema y es mas que pareciera secreto a voces..... Si de esos en los q ue todos saben, todos aparentan no saber o no se hace mucho al respecto.......
Sds Claudia

mara y cuya dijo...

por ahí vi que lo andabas buscando...saludos
http://alejandroaura.wordpress.com/2007/10/04/la-mano-a-la-oreja/

EL GANSO dijo...

¿Sabes qué sería interesante?

Revisar qué están haciendo ahora muchos de los que en aquel entonces protestaron contra la represión del Estado.

Tengo una noción, un tanto vaga, de que muchos de ellos ahora están en el Gobierno, y no estoy tan seguro de que conserven los ideales que defendieron en aquel entonces.

Pero te digo, sería interesante saber qué onda con su vida.

Respecto a lo que dices de la impunidad, pues sí, no hubo castigo para muchos, al menos no en el sentido de entrar a prisión y pagar una condena.

Pero ahí está el caso de Luis Echeverría, un hombre que, según lo que contaron ayer Carmen Aristegu y Poniatowska en un programa de CNN, vive en completa amargura, repudiado por los jóvenes, por la historia, y creo que por él mismo.

La vida misma le ha cobrado factura. Pero ps sí, la justicia quedó a deber, como es costumbre en este País.

Y ya, ya me extendí mucho. Saludos Chila.

EL GANSO dijo...

Ah y otra cosa que comentaban ayer es que, hasta el día de hoy, no se sabe a ciencia cierta cuántos murieron aquel 2 de octubre en Tlatelolco.
´
Después de tanto tiempo...

tazy dijo...

hoy me tocó hablar en una mesa sobre la izquierda en esta ciudad mocha y tuvo escaso público.

Cuando doy historia de méxico hago a ims alumnos ir al archivo a que vean el periódico del 3 de octubre del 68. Les impacta lo que se dijo ese día.

Hoy no pude hacerlo proqeu doy otra materia pero aún así se los recordé.

NO, NO SE OLVIDA NI SE PERDONA. Y MENOS PERMITIREMOS QUE SE REPITA.

cors dijo...

Me indigna taaanto que la gente se aparte así de su realidad.

Y bue... cada quien debe buscar sus propias causas...

Yo le saqué la vuelta a esto de 'Iluminemos México', pero no dejo de reconocer el valor de la movilidad social. En cambioooooo la gente que namás no se haya... que ya la perdimos para siempre... que se quedó inmersa en su individualismo y apatía.

Me da cosa.

En casa cuando avisé que iba a la marcha: "¿Y tú a qué vas? Eso ni te tocó"

Guardando las debidas proporciones.... tampoco el día de la independencia y de todos modos ahí andamos.

Otra amiga: "Pero weey weeey o sea, ni siquiera tenían claro lo que querían" ¿Ellos no tenían claros sus objetivos o tú? Y aunque proteste porque los zapatos del presidente son horribles, no hay por qué sacar los tanques y aplastarme.

¡Pfff! Yo misma... quise postear al respecto y la grúa que se llevó mi auto, también lo hizo con mi post conmemorativo.

Jaaaa menos mal que escuchaste la conciente voz de tu chilangelinita buena.


Saludos Chila... que le sea leve todo esto de la chamba.

Ruga dijo...

Muy buen post. Concuerdo con Jair: ya no se puede buscar justicia después de tanto tiempo, sólo se puede buscar que no se repita.

Lo que dice el ganso también está interesante, ¿qué harán ahora los que vivieron el movimiento del 68?

Xerófilo dijo...

Hola:

Me da mucha tristeza lo que han escrito algunos de los comentaristas previos; el de Jair, el de Ganso y el de Ruga.

Hablan primero de perdonar.
Podría ser válido si se formase una "Comisión de la Verdad", pero también tendrían que preguntarle a los parientes de los asesinados y desaparecidos ¿no? ¿Se les hace fácil perdonar a los secuestradores y asesinos del estado pero no a los secuestradores actuales?
Además lo del 68 sigue ocurriendo. Vean si no Atenco y Oaxaca.

Cuestionan la probidad de los líderes de aquel entonces. No dudo de que parte se haya vendido, pero otra parte fue asesinada, fuese en la guerrilla urbana o la rural o, posteriormente, mientras organizaban la lucha por la vía democrática, legal.

Además ¿no saben que fueron decenas y cientos de miles los que marcharon?
¿De veras creen que el gobierno pudo comprar a todos?
¿No sabes, Ruga, que entre los golpeados, detenidos y asesinados hubo chavos de tu edad y, seguramente, de tu misma Prepa?

Chale con ustedes, de veras, siguen montados en criticar a algunos de los viejos corruptos y asesinos, sin darse cuenta de que este país ya les pertenece, y que ni siquiera se animaron a comentar en sus espacios lo que ocurrió en Morelia, por ejemplo.

Leo con atención y diversión el espacio de "Ganso" y "Ruga". Su creatividad y sentido del humos me son gratos.

Sería bueno que, a veces, también la ocuparan en temas de esta índole.

A ratos me parece que no se dan cuenta de que la estafeta ya la tienen ustedes.

Perdón Eileen. Haré lo imposible por no volverme a extender tanto.

Además tu misma dices que soy bien regañón.

Saludos

RRS

chilangelina dijo...

Regañón: siempre, siempre tienes un espacio en este blo para extenderte hasta donde quieras, que para eso se inventó el internet.

Coincido plenamente contigo; Ruga, Ganso, Jair: ahí les hablan.

sirako dijo...

lo peor es que las fronteras de la plaza no están bien definidas, y nunca sabremos hasta cuándo se cerrarán. hubo matanzas pocos años después, desaparecidos antes y después de ella, y el casco de santo tomás, atenco, acteal, oaxaca, todo ha quedado impune, lo peor: los ejecutantes son los mismos, y no son "castigables" aunque deberían. como dicen allá arriba, hoy hay que preocuparnos por evitar que se repita, ¿cómo? podríamos empezar castigando a las que las hicieron, las hacen y las propician. a los que amenazan con hecerlas.

hoy por hoy, yo no me paro en una plaza pública con fines políticos por miedito.

Taquero Narcosatánico dijo...

Por eso me gusta tu blog. Escribes post que a mí me gustaría hacer, pero no me salen.

EL GANSO dijo...

Ese Xerófilo, tan regañón, ja.

Pero sí, tienes razón.

A veces me ganan la frivolidad, la hueva y la apatía. Males de nuestro tiempo.

Creo que necesito un Ganso bueno hablándome al oído izquierdo para que me recuerde a cada rato que hay que entrarle al debate público y aportar una opinión sobre temas tan espinosos como lo que ocurrió en Morelia.

Gracias Xerófilo, por la regañada. Un saludote.

Jair Trejo dijo...

@Xerófilo: Perdón para los asesinos, no, pero... ¿Buscar que instituciones corruptas y caducas condenen crímenes que ellos mismos, si pudieran, volverían a cometer? ¿No se te hace ocioso? ¿Qué clase de reivindicación es ayudar a que los autoritarios de hoy se tomen la foto condenando a los autoritarios de ayer?

Sin duda las familias de los asesinados y los desaparecidos no van a estar de acuerdo conmigo. Quizá para ellos alguna reivindicación, cualquiera, incluso viniendo de este gobierno que es cada vez menos nuestro, sea suficiente. Pero creo que la mejor manera de honrar a nuestros caídos es hacer perdurar sus ideales; y evitar legitimar a los que, en mucos sentidos, son los sucesores de sus asesinos.

Xerófilo dijo...

Hola:

Ganso: Como ya dije, suelo leerte. Por ello se que eres una persona que opina y participa. Te agradezco la forma en que recibiste la crítica. Un saludo también.

Jair: No estoy seguro, pero se me hace que coincido contigo en tres cosas:
1º El gobierno federal no fue legalmente constituido.
2º El poder judicial no respeta la legalidad ni persigue la justicia en todos los casos.
3º El poder legislativo, y particularmente los que dicen representar a la izquierda, son acomodaticios e incongruentes.

Pero hay que trabajar con ello. Mentarles la madre, sí. Pero seguir peleando. Yo seré feliz cuando estos u otros jueces liberen, por ejemplo, a los de Atenco ¿no?

No podemos esperar hasta el 2012 para retomar esas causas, para "luchar".

Por otro lado, que triste lo que anota al final Sirako.

Aparentemente seguirán siendo los rucos los que sean carne de cañón en las plazas públicas.

Que comodino.

Quizás cuando el país ya esté bien bonito se anime a ir al parque.

Saludos

RRS

Jair Trejo dijo...

@Xerófilo: Yo ya no creo mucho en la lucha electoral. Pero tienes razón, si no pretendo subirme al monte a balacear cuarteles, no queda de otra mas que obligarlos a servirnos por medios menos violentos.

Gracias por tomarte el tiempo de "regañarnos" y de contestarnos. Me has hecho ver las cosas diferente.

y en cuanto a lo que dice Sirako... a mí me dá mas miedo lo que terminará por suceder si no vamos a las plazas.

Xerófilo dijo...

Jair: Al contrario, gracias por escuchar.

Coincidimos en lo de la aparente inutilidad de la "lucha" electoral.

Debemos hacer algo como lo que Gandhi hizo.

Nomás nos hace falta un "Gandhi".

Y sí, coincido. No podemos abandonar as plazas. Mucho trabajo costó conquistarlas.

Saludos

RRS

chilangelina dijo...

Ts, nomás me descuido tantito y se ponen a platicar en mi sala y hasta se chupan mis chelas.
Un gusto que se agarren este blog de Vip's, ojalá sea más seguido.

Recién me estaba acordando de la primera vez que fui a una marcha conmemorativa del 68: fue cuando se cumplieron los 25 años, hace 15. Desde entonces he ido a tantas marchas que no podría contarlas todas. Particular sitio tiene en mi memoria la del 12 de enero de 1994, cuando por primera vez la sociedad civil, la clase media, las amas de casa de Polanco, salieron a las calles vestidas de blanco a exigir el cese al fuego del Ejército en contra del EZLN en Chiapas. Dos días después, Salinas anunció el cese de las agresiones (de manera oficial; todos sabemos de la guerra de baja intensidad que sigue hasta ahora). Durante mi participación en las marchas de esos años, particularmente esa de enero, me volví consciente de la importancia de cada persona en un movimiento. No porque haya 10 mil afuera da igual si voy o no voy. No, no da igual. Cada quien tiene una fuerza, un espíritu, una idea; no es pachequez o utopía, es la fuerza de uno para hacer que todos juntos seamos algo. Para mí, ese fue mi momento histórico, veo con claridad mis manos recibiendo la estafeta del Pino, de Álvarez Garín, marchando cansadones junto a nosotros.

Creo que Xerófilo le dio al clavo en su primer comentario, y yo con eso me quedaría: la estafeta ya está en las manos de su generación, mis estimados. No es que nosotros estemos cansadones, que conste; aquí seguimos, pero este es su tiempo. Ganso, Jair, Ruga, Sirak: neto, mírense en el espejo y siéntanse orgullosos del papel que les toca jugar en la historia.

EL GANSO dijo...

Como dice el comercial de Melate: yo ya me vi.

Y a mí no me dejaron chelas, se pasan.

Xerófilo dijo...

Ni es cierto Ganso.

Si hasta nos quiere cobrar un florero. Quesque tú lo rompiste.

Además ya estaban bien calientes y acedas.

RRS

El Rufián Melancólico dijo...

Es cierto que de las varias interpretaciones que puedan darse al 68, la más actual es el proceso de militarización del país. Se entiende que el enemigo está pesado, pero también da miedo pensar que, bajo pretexto del orden y la seguridad, estas fuerzas decidan volver enemigos a grupos disidentes u opositores. Este cuento ya lo leí en la Argentina de los tempranos setenta; después vinieron sus macabras industrias de la desaparición y el exilio. ¿Nos iremos a colombianizar o a argentinizar? Cualquiera de las dos opciones suena terrible.

chilangelina dijo...

Rufián, ah! pero no faltará el que te diga que al menos no nos "venezolanizamos" como lo pretendía el malvadísimo López Obrador. Es decir, era un peligro para México ser Venezuela, pero fiu! ahora somos Colombia.

Kabeza dijo...

"Es decir, era un peligro para México ser Venezuela, pero fiu! ahora somos Colombia."

Ja, muy bueno.

:::X@Vy::: dijo...

Recuerdo la primera vez que visité la plaza de las tres culturas –Todavía huele a muerte- decía mi papá
Tenía como 14 años y hacia unos meses había visto un reportaje, creo que en el canal 11 sobre todo este asunto, claro está que ya había escuchado un poco de esto, lo poco que te pueden enseñar en la escuela, sin embargo, las imágenes y el testimonio de los que “sobrevivieron” en aquel documental me dejaron impactado, al caminar por el sitio, me imaginaba todo lo que pasó, veía jóvenes escasamente tres o cuatro años mayores que yo tirados en el pavimento, escuchaba el sonido de metrallas que con ráfagas de muerte intentaban acabar con la libertad de expresión de todo un pueblo, volteaba hacia arriba y me imaginaba un hombre sombrío dando una cruel orden desde lo alto de un edificio, me acuerdo también que no pude dormir mucho esa vez, ¡tantas muertes!, y peor ¡tanta impunidad!, sin embargo dentro de todo, sentía una “pueril” sensación de alivio, creía que aquel hecho tan terrible era cosa del pasado, que eso ya no sucedía, creía…
Obvio aun creo en mi país, se que las cosas pueden mejorar, por que conozco gente valiosa trabajando por ello, gente como tu, y como muchos otros que luchan constantemente contra los que más, por hacer valer sus derechos, “los” derechos, que lamentablemente en este país se siguen quebrantando día con día (eso es, me parece, lo más triste del caso).
La historia nos define, pero si no aprendemos de ella, se repite, no hay que ser!! ¡Pongámonos las pilas!, se que mi blog es muy “rosa” y es que como dice el taquero, hay cosas que no se decir como me gustaría, pero cierto es que me da coraje, genuino coraje que la gente olvide lo que pasó, que estos hechos no se vuelvan un “dos de octubre”, Peleemos siempre por mantener viva la lucha, exijamos que los culpables paguen, la verdad tiene que ser oficial!, yo por lo menos, creo que estoy en eso, y por eso a esta marcha si fui y por eso te admiro y en eso he de continuar.
Y pos bueno aquí si me animo a escribirlo por que estamos entre compas, ya se que estoy re sope pa la escribansia, deja termino mi curso de redacción xD.

PD: Me cambie de casa, no has mandado mi premio verdad? O_O deja me aprendo la nueva dirección y te la mando… a y las fotos!!!!

Te Quiero muchísimo Chila, pero te admiro más, buenerrimo tu post!

Alice dijo...

yo no tengo una pequeña conciencia bloguera que me recuerde las cosas importantes que deberia de mencionar... lo unico que tengo es una musa inspiradora que trabaja como media hora a la semana... jeje...
pero si recorde y le conte la historia al galan, que no es mexicano, y platicamos de otros movimientos sociales y estudiantiles que ocurrieron en la misma epoca (prostestas sobre vietnam, el racismo, el gobierno en francia, la ocupacion sovietica, etc)... todos cambiaron de alguna forma la historia y eso no hubiera sido posible si el dia de la marcha la gente se hubiera quedado en casa pensando que de nada serviria...