domingo, marzo 08, 2009

Recado que no festeja el día de nada


Nada de día de la mujer, como se imaginarán. A mí las mujeres me tienen muy enojada.
No puedo creer que en pleno siglo XXI, con el adelanto tecnológico y el mundo globalizado y el feisbuc y la madre, cada vez estemos más sometidas por nosotras mismas. Nel señoras, nada que festejar.

No hay nada que festejar hasta que no nos demos la oportunidad de aceptarnos como somos. Estoy enojadísima al darme cuenta de cuán exigentes nos hemos vuelto las mujeres con nosotras mismas por lo que a nuestro aspecto físico se refiere. Cuán duras, cuán rígidas, cuán frías, cuán imbéciles.
Estoy harta de ver a niñas de doce y catorce años, con cuerpos perfectamente saludables, diciendo que tienen que ponerse a dieta. De ver a jovencitas de 22 años queriendo verse como las de 15; de ver a las de 32 queriendo volver a verse como cuando tenían 22, y a las de más de 40 sintiendo que ya no valen nada.

No hay una de nosotras que se salve. De las mujeres que conozco, todas, repito, TODAS incluida yo, tuvimos como propósito de año nuevo bajar de peso. ¿En verdad? ¿Será que todas necesitamos una dieta urgente? ¿Es ESE nuestro gran problema?
A veces me canso de vernos, de oírnos; somos patéticas. Cada vez que alguien muestra una foto donde salgo yo, lo primero que quiero ver es si me veo gorda. No si mi peinado está bien, si salgo sonriendo, si estoy junto a alguien que quiero, si me veo feliz: mientras no se me vea panza, qué importa si salgo con los ojos cerrados. ¿Les suena familiar? Que alguien me diga que no es cierto; que no se nos ha vuelto una obsesión vernos flacas, planas, todas iguales.

Una de estas fotos hizo sonar mi campana hace poco: vi la foto de una amiga que me gustó muchísimo, en la cual se veía feliz, realizada, muy, muy jefa. Se lo dije y la respuesta fue: “me veo gorda”. ¿Cuándo perdimos la capacidad de ver lo que somos para concentrar la atención en la figura?

No sé bien cómo le vamos a hacer, pero sí creo que ya llegó la hora de poner un hasta aquí: que ya estuvo bueno de quieras entrar en los pantalones que te ponías a los 24 años; pasados los 30, es poco probable que lo logres, pero eso NO quiere decir que estés gorda; o tal vez sí lo estás, pero eso NO quiere decir que estés fea. Que ya basta de que te aterres cada vez que no pudiste salir a correr porque sientes que engordas, y que insistas en pesarte cada semana y en alegrarte si bajas un kilo y deprimirte si lo subes. Que ya le pares a tu mantra de “no es hambre, es sed”, y te compres un espejo y veas que estás preciosa así como estás. Que dejes de preocuparte por tu “panza” que no vas a poder aplanar porque ya tuviste dos hijos y sí, así queda después de los partos, y que te concentres en pensar que el hombre que te vea desnuda, siendo el mujerón que eres, en lo último que va a pensar es en tus estrías. Que dejes de pensar que está bien que al bajar de peso desaparezcan tus hermosos senos porque piensas que en el medio donde te mueves tener senos hace que te veas vulgar. Que dejes de usar los términos “gordita” o “llenita” como si “gorda” fuera un insulto y no una descripción. Que dejes de asociar la obesidad con la falta de inteligencia. Que dejes de despreciar a las mujeres gordas sólo porque tu metabolismo funciona de manera diferente al de ellas. Sí, si te quedó el saco es porque te estoy hablando a ti.



Me encontré esta foto de Marilyn Monroe, sin duda el ícono sexual del siglo XX. ¿Quién la contrataría hoy como modelo de trajes de baño? ¿Qué jovencita diría que ese es el cuerpo que quiere tener cuando sea grande? En serio, “quitándole” la cabeza, ¿nos parece un cuerpo sexy? No sé dónde perdimos el rumbo.
Mientras no nos volvamos a ver como somos, no tenemos nada que festejar. No hay emancipación, ni derecho a votar, ni acceso a la política, ni campañas contra la violencia que valgan, mientras sigamos ejerciendo contra nosotras tal violencia psicológica. Mientras en nuestro propio hogar, entre nuestras propias amigas, con nuestras hermanas, no hagamos más que hablar de dietas y de ejercicios y de kilos. Mientras sigamos creyendo que todas las mujeres gordas están gordas por su culpa, por ser flojas y no aguantarse las ganas de comer, y que todas las flacas son muy saludables y hay que respetar su fuerza de voluntad cuando les da por comer sólo pan tostado y café durante el día.

Hace unos días vi una película donde sale Scarlett Johansson, para muchos uno de los símbolos sexuales del momento. En una escena, aparece así:


¿Y si a cualquiera de nosotras nos hubieran tomado esta foto? “Ay no, ¡ve mi panza!”; “es que se me bota la lonja arriba del cinturón, qué horror”; “ve mis manos, parecen de marranito”; “ay qué asco, ve mi papada”; “tengo tetas de vaca”; “ve mis muslos, parezco señora”. Díganme que no. En cambio me atrevo a preguntarle a los hombres: Así como está en la foto, ¿le dirían que no a la señorita Johansson?

De ninguna manera pretendo aquí hacer una apología de la gordura. Estoy convencida de que la base de la autoestima de la mujer radica en su capacidad de estar sana: comer de manera balanceada y hacer ejercicio son factores indispensables para la salud de una mujer, y esto es cada vez más importante mientras pasan los años. Mientras más vegetales y fibra comes te sientes más ligera, y empezar o terminar el día con una rutina de ejercicio te da un levantón inmediato, acelera tu metabolismo y te hace sentir satisfecha contigo misma; estar en los límites de peso recomendados por los médicos previene diabetes, infartos y demás linduras. Espero que todas estemos conscientes de eso. 
Lo que quiero decir es que creo que es importante vernos como realmente somos y estar orgullosas de quienes somos. No vamos a tener el cuerpo de quienes salen en las revistas y no volveremos a tener el cuerpo que teníamos a los quince; no podemos evitar las estrías ni las arrugas; con cada año que pasa es más difícil bajar de peso y hasta la mujer más flaca tiene celulitis en alguna parte del cuerpo. Y sin embargo estos detalles nos obsesionan, ocupan parte de nuestro tiempo y nos chupan energía, cuando en realidad son pequeños comparados con nuestra sonrisa, con lo que proyectamos cuando estamos con alguien, con las curvas de nuestro cuerpo, con el efecto que causamos cuando nos ponemos un vestido bonito, una falda corta o unas botas altas, y entramos rompiendo madres a un restaurante; o con la mirada extasiada de un hombre cuando nos quitamos el brassiere frente a él. Todas hemos tenido esa sensación, ¿la recuerdan?
Hagámoslo más seguido. Cuando logremos vernos desnudas ante el espejo y sonreír, entonces sí, feliz día de la mujer.

46 comentarios:

Ángela dijo...

Ay Suegra, digo Chila querida... Sentí tantas pedradas en este post que prometo recordarlo cada vez que uno de esos pensamientos se acerque a esta cabezota necia que se me dió...

Sin ganas de leerme condescendiente: qué bonito es poder leerte.

Besos mil!

tazy dijo...

aplausos aplausos!!!! aún así yo sí creo que hay mucho que festejar: no todo está resuelto, es más sólo muy pocas cosas lo están, pero te juro que es una gran ventaja.


nuevamente aaaplaaaaaaaausos!!














Snif, estoy gorda y tengo tetas de vacaaaaaaa ;)

Libradita dijo...

ja! yo no solo sonrío cuando me veo al espejo... me cago de la risa.
Ja! muy biuen post Chila as usual, comparto el hastío de las platicas osbre panzas planas, dietas y pilates. Me horrorizan las niñas que se quieren poner a dieta a los doce y se dicen a si mismas que parecen ballenas.

Un abrazo

Taquero Narcosatánico dijo...

Bravo por el post. Creo que ya sabes lo que pienso.

Marita Alcocer dijo...

Chila pues felicidades, no por lo de hoy sino por este post tan chingon que te recetaste! 'ora si que me toco en lo mas profundo jeje
De sobra decir que tienes toda la razon y comparto contigo todo aunque tambien me llegaron alguans pedradillas :-D
Saludos.

Это не важно dijo...

que vivan las gordibuenas digo yo!!! jajaja y mi blog claro que desde el año pasado puse un link,
la mera verda es que yo si necesito una dieta pero por salú (eso de no poder subir las escaleras de la casa no debe devenir en apologia del elevador jojojo)
Pero me ha gustado tu post, hay que tener en mente muy claro la salud, pero tambien la autoestima y la tranquilidad de que hay que tener nalga que agarren.
Y aprovecho para mandar un saludos a todos los fans de las gordibuenisimas jajaja como mi novia que adora mis lonjas!
jajaja
un abrazote chilangelina! un placer leerte!!

Lorena dijo...

muy buena reflexión para las gorditas y las no tan gorditas. En mi caso en realidad he superado todos esos traumas, pero el problema es que me he relajado tanto al respecto que ahora tengo sobrepeso, y nada, habrá que seguir el consejo de cuidarse a uno misma...
Que linda se ve la marilyn monroe...
saludos

Anónimo dijo...

ausshh ausshh auuu auuu me dolio!!!.. que fuerte... pero que cierto.. me quede sin palabras
Saludos
CTAM

LABERINTO ALADO dijo...

Toda la razón querida Arlette, TODA... Hemos de reaprender a valorarnos y a amarnos fuera de los estereotipos. A sentirnos bellas,capaces, madreadoras... Yo en estos momentos estoy saliendo de una meningitis por la cual estoy tomando cortisona que tiene mi cara redonda como una luna, pero en quince días de hospital aprendí que lo más importante es estar viva y poder seguir pensando, sintiendo y amando... Besos muchos a una hermosa mujer por esta hermosa reflexión.

Ek dijo...

Y si le siguieras...uuh. Lo que pasa es que a las mujeres se nos enseño a avergonzarnos de todo lo que representa serlo. Por eso ser "ama de casa" es un insulto estilo "inutil buena para nada". Por eso ya nadie quiere serlo y por eso los adolescentes estan como estan.

Amiguiz dijo...

Yo la verdad estoy bien guapa :)

Calixta dijo...

La verdad no esque esté gorda, lo que pasa es que tengo una belleza setentera... jajaja
Mi madre hizo una reflexión muy sabia: cuando yo era flaca los cuerpos rellenos eran lo máximo, ahora que tengo el cuerpo bien rellenado,las flacas estan de moda, asi que no estoy gorda, solo tengo el cuerpo desfasado ... plop.
Saludos..
XOXO

Rox dijo...

CLAP CLAP CLAP
Excelente chilangelina. :)

Aleks dijo...

No tengo nada que decir, más que, como hombre, estoy de acuerdo en todo lo que dice el post.

protaro dijo...

completamente de acuerdo... hay intentos de "igualdad" que desigualan todo


:) duro y a la cabeza!!

protaro dijo...

y para agregar... a mi SI me gusta esa foto de marilyn monroe... a mi me gustan las mujeres mas bien llenitas (no gordas pero si llenitas) por que las flacas se ven hasta enfermas y siento hasta que las voy a romper.

mi novia tiene figura, si... con cintura pero esta llenita, mas o menos como marilyn en la foto que pusiste, realmente pienso que si aun tuvieramos esos cánones de belleza, las mujeres sufrirían mucho menos que ahora.

:)

saludines.

protaro dijo...

ay te iba a poner algo mas largo pero mejor...

¿me das permiso de ponerte una "post response" en mi blog citando el tuyo? :D

puedes responder en la cajita de mi blog que me das permiso pa' que me ponga a escribir jejeje

saludos.

Pequeña capitalista dijo...

Arriba las curvas y más las curvas latinas.

Lo pior es que hay hombres medio gueyes que se les contagió el tema, pero shame on them

BRENDA dijo...

Me senti aludida con este post porque he sentido o hablado lo que aqui mencionas, y tienes la pluma llena de razón.
Saludos

Omar dijo...

Pues estoy más que de acuerdo con tu comentario. Y eso es porque... la mujer que es completa dueña de mi corazón probablemente no se acerca en nada a los estándares "estéticos" actuales. Sin embargo su mirada, su sonrisa, y esa luz que sale donde la belleza auténtica se encuentra me tiene embobado.

Vivan las mujeres que saben que son hermosas, y que no se apoyan únicamente en su apariencia.

Eliesheva dijo...

¿Quién te dio permiso de escribir todo lo que hemos hablado, Truax??? jajajaja Chanfle, qué duras estuvieron las pedradas pero tienes razón, estamos bien obsesionadas con el peso, y sabemos que eso no es bueno, pero cómo rompes ese círculo vicioso ¿¿?? no es cosa fácil, nada fácil. Ahora también te toca poner unas soluciones jajajajajaja

Anónimo dijo...

motivante post!!!
como al final dices, es bueno estar en forma puesto que es necesario para la salud, pero no hacer de ello, una obsesion...
sabes, yo siempre me he quejado de mi falta de caderas al estilo monroe y por lo austero que a causa de ello se puede ver mi cuerpo ¿te das cuenta de que nadie está contento y nomás andamos viendo que tenemos mal según otros?
apoyo la moción de que para ser bella, sólo necesitamos sentirlo, además que mejor hermosura si tenemos un cerebro que usamos.
saludos y abrazos
jetzabth

Defeña salerosa dijo...

Más allá de los problemas de percepción estética femenina, a mí no me gusta esto del día de la mujer. Día de la equidad, de la no violencia de género, de algo así. Pero no día de más de la mitad de la poblacón del planeta, como si fuéramos cosa curiosa o apéndice del macho humano.

Estoy COMPLETA Y ABSOLUTAMENTE de acuerdo contigo. Tengo una amiga delgadísima, no rebasa los 50 kilos. Se refiere a sí misma como "gorda" cuando pesa más de 48 (se pesa seguido aparentemente). Yo pensé "chale, si ésta dice que está gorda con 52, debe tener problemitas, ¿Cómo puede sentirse así si es taaaan flaca?"...Cuando veo una foto y me percibo fea, con papada, o gorda, lo externo, por lo general lo externo. En una de esas ocasiones me escuchó una amiga con obesidad. "No mames, cómo puedes decir que estás gorda si eres talla 7??? yo mataría por tener tu complexión!!!"...ajá. Ahí me dí cuenta que yo también tenía problemitas con la forma en cómo me percibo y me valoro. No es algo que únicamente afecte a chicas que parecen anorexia o similares.

Qué mal estamos.

Carmen dijo...

Querida: Tienes toda la razón. Lo has dicho tan bien

Sin embargo, a ver como nos sentimos tú y yo luego que ambas publiquemos nuestras fotos. Aquellas de la hamaca, ¿te acuerdas? y otras que tienes tú mías.
Es ahí donde todas nuestras fortalezas se van al caño.

Kuruni dijo...

Me quito mi sombrero invisible. Muy buen post.

Me da muchísimo gusto ver que también hay muchas personas que estamos de acuerdo.

La Concharra dijo...

Asssshhhhh, me caes gorda cuando te pones en ese plan. Ja.

Palmas para Amiguiz.

Yo me probé el saco pero no me quedo, en mi defensa diré que mi vida no gira alrededor de mi peso, no he dejado de ser feliz por los kilos de más. El pescado está en que si te descuidas, si bajas la guardia, precisamente por los años y el metabolismo del cuerpo, este tiende a hacerse bolas y luego te cuesta, pagas el doble, el triple para quitarlas y bueno, uno tampoco quiere tenerlas ahí...
En lo que sí creo es que uno debe de ir aceptando sus nuevas etapas y condiciones de la vida y nunca dejarse de querer...

Como siempre excelente y oportuno tu post

Alice dijo...

bien dicho!

Alexandretta dijo...

Bueno, con tanto aplausos el mío solo es parte de un montón, pero quiero decirte que te acabo de descubrir y que me encantó este POST! Justamente hoy me miraba al espejo, escudriñandome, y no quería quedarme en casa por más cansada que estoy, por no perderme un día de gym... voy diario!!! Acaso no merezco un descansito?

hana matsumoto dijo...

Hola!!! Alexandretta me pasó el link de tu blog y heme aquí en la oficina tomando café con leche de soya para evitar la grasa de la leche entera leyendo tu entrada jajaja. Muchas gracias por recordarnos lo importante, y ya te compartiré, si algún día tienes tiempo un proyecto fotográfico que hice sobre chicas que no estamos "satisfechas" con nuestro cuerpo. Rico haber llegado a tu blog

chilangelina dijo...

Órale, pues al parecer sí levantó ámpula el asunto, lo cual me parece muy bien. Me llama la atención que al menos dos de las personas a quienes hice referencia tácita en el post, comentaron pero ni se pusieron el saco, jojo (al menos no en público). Nos falta mucho, pero yo creo que con hablarlo vamos avanzando.
Va la atención personalizada:

Ángela, ey, ey, todo bien, pero lo de suegra... jum!
Tazy, snif, yo tambieeeeen!!
Libradita, como siempre, nomás comentas y yo me carcajeo. Juro que la próxima vez que vaya al Defe nos viboreamos en vivo.
Taquero, no, no sé pero creo que a veces es mejor así *rolling eyes*...
Marita, pues es la cosa, que de piedrita en piedrita se nos va llenando el buche, jajaja!
Janik, vi tu banner!! Me encantó. Por cierto, ¿te fijaste que en el post no menciono aquello de encuerarse ante una mujer? Si el pánico nos lo han provocado aquellos, es como una forma de dominación, chingao.
Lorena, a mí también me parece linda. Creo que nuestro reto es ese: ni caer en la fodonguez, ni ponernos histéricas por una lonja. Con estar saludables y dentro de nuestro rango de peso ideal, lo demás es completamente natural y secundario. O debería de serlo.
CTAM, perdón, no era la intención... bueno, sí. :-P
Laberitno Alado, gracias por el comentario, nomás que te equivocaste de nombre... espero que sea sólo eso y no de blog :-P
Ek, uuuuy, ese es OTRO tema...
Amiguiz, ey, la cosa es creérnosla...
Calixta, tu madre es sabia...
Rox, gracias colega!!
Aleks, pues más como tú necesitamos...
Protaro, gracias, y gracias por darle continuidad al tema...
Sofi, arriba!! Y sí, shame on them!
Brenda, yo creo que de una manera o de otra, todas nos sentimos aludidas con el asunto. Ahora sólo hay que saber enfrentarlo.
Omar, ya te comenté en tu blog, eres mi héroe.
Elie, nel, si yo también estoy hasta el cuello con el problema ese... pero creo que reconocer que lo tenemos es un buen principio...
Jetzabth, eso es cierto, uno nunca está contento. O sea, inconformes y "gordas", vale madre...
Defeña, qué gusto tenerla por acá! Pues sí, es la cosa, que siempre nos comparamos con ideales estéticos que en muchas ocasiones están fuera de nuestro alcance. En esas andamos...
Carmen, nooooo, si estoy completamente de acuerdo! Justo pensaba en esa foto de la hamaca cuando escribía esto: estamos tan contentas, pasándola tan chido, pero pues se me ve la panza!!! Esa es la bronca.
Kuruni, sí, es bastante alentador...
Concharra, pues bueno, nomás porque ya lo hemos platicado en persona mana...
Alice, gracias!
Alexandretta, pues no quiero ser la voz de la flojera diciéndote "no vayas", pero sí creo que esas cosas se disfrutan más cuando se quieren hacer, no cuando se tienen que hacer. Gracias por la visita, que espero que se repita!
Hana,ya le fui a echar un ojo a tu blog, me encantaría ver las fotos!! Estamos en contacto.

Gracias a todos, pero sobre todo a todas por compartir sus sentimientos conmigo; me siento menos sola :-)

Libradita dijo...

Ta güeno, usted nomás avíseme cuando viene y nos apersonamos Chila, un abrazo.

Alma dijo...

Coincido con tu punto de vista, pero a veces es muy dificil ser objetivas con nostras mismas.

Me encantó tu post!

Gaviota_mx dijo...

Me encantó el post. Es un asunto muy cabrón. Es mucha la pinche presión y aun las mujeres mas brillantes sucumben a ella.

Es muy triste pensar que no importa cuan inteligente, amorosa, atenta etc. una mujer pueda ser, si tiene unos kilos de mas siempre será un defecto, no una característica.

Me encantó tambien que tuvieras tantos comentarios. Igual y podrías abundar en el tema?

Besos

RICTUS dijo...

Compartiendo tu opinión te saludo. Muy buen texto.

Manuel dijo...

Snif...

Al rato se va necesitar algo asi para los hombres...

Jajajaja. De verdad.

En realidad todos nos estamos dejando constreñir por la imagen. La inmediatez de la imagen parece proporcionar mayores satisfacciones que la reflexión del análisis y el tacto del trasfondo y de lo abstracto.

Y si, cuando uno desea a la mujer, lo ultimo que piensas es en arquetipos estéticos. Uno quiere la carne y ya.

Sidurti dijo...

Muy bien dicho.
Pero hay que festejar que las mujeres enfrentamos al mundo con ovarios.
Sin embargo, hay maneras para festejar el día de la mujer con todas las de la ley

La Sylvana dijo...

Uyyy me vine a dar una vuelta a ver qué pasaba y salí toda raspada. Ni hablar mujer, después de esta regañada ya me voy a quejar menos de mis lonjas.

Pequeña capitalista dijo...

Le mandé tu recado que no festeja a 3 de msi amigas, a una particularmente para que se inspirara ye sbcribiera algo decente para su clase de ensayo del Master de El Páis y te amaron

EfrenOso dijo...

Muy Chido Tu Post, pero no creo que el Día de La Mujer sea asi tal cual para festejar, es presisamente para todo lo que mencionas, pero no tanto asi de celebracion

Salu2

:::X@Vy::: dijo...

y uno que es hombre si se puede quejar de sus carnes flacidas o tampóco?

"®oxxxana" dijo...

Gracias, gracias, hoy comenzaré a comer más bueno digamos que normal. descubrí que tengo cuerpo de la Monroe aunque me suena un poco más al de Scarlett y peco de exagerada porque no le llego a esas dimensiones de lonjitas.
me encantó tu blog, seguiré leyendote.

Paulina dijo...

Muy buen post. Parece mentira pero pocas veces aceptamos que tener el cuerpo perfecto se convierte en parte de la vida diaria, me incluyo en eso. No culpo a nadie mas que a una misma, por dejarnos influenciar por los canones de belleza que nos imponen a diario en cualquier medio, incluso por la gente que nos rodea: no veo nada más patético que ver comer a la niña de MKT de la oficina solo lechuga y una manzana.. al final el cuerpo sufre por nuestras necedades y terminamos en un círculo vicioso infinito... hace algunos años tuve algún problema muy serio con las dietas y tener un cuerpo que yo pensaba perfecto, es increíble lo que una puede llegar a hacer cuando una ligera proecupación se convierte en obsesión y al final en una enfermedad, me siento afortunada de haber salido de aquella etapa de mi vida sin embargo sé que hoy soy suceptible y trato de ser lo más sana posible, el secreto es: aceptarse, autocontrolarse, quererse. Aún me preocupo, no lo niego, pero a diario me recuerdo una frase muy simple: si no me quiero a mi misma, no seré capaz de querer a los demás...

Ay, ya hasta vine a confesarme... ni modo, le dí vuelo a la hilacha ja.

Me sorprende la cantidad de gente que respondió (incluidos los hombres) aunque a lo mejor no estoy acostumbrada a leerte y tienes los mismos comments en otros posts jojo.

Saludos!

Martuchis dijo...

Wow... Muy cierto todo lo que expresas en este post.

Por cierto, Marylin Monroe era una chica muy guapa, pero tenía serios problemas de depresión y finamente nunca logró ser feliz, lo cual quiere decir que el ser una mujer bella no necesariamente te garantiza eso.

Me gusto mucho la parte donde hablas de la gente que proyecta que es feliz en las fotos, eso es bien cierto.

Saludos y sigo leyendo tus "Recados".

La Negra dijo...

Amén, hermana, Amén

La Negra dijo...

Amén, hermana, Amén

evargas dijo...

Me encantó
Y esta frase me parece genial: "A mí las mujeres me tienen muy enojada".
A mí también