jueves, noviembre 26, 2009

Recado de Thanksgiving


1- Como lo he dicho en años anteriores, para mí la costumbre más linda del pueblo estadounidense es sin duda el Thanksgiving o Día de Acción de Gracias. Dentro y fuera del país se cuestiona el origen de la celebración –los peregrinos venidos de Europa que agradecían la hospitalidad de los indios americanos a cuyas tierras llegaron… para luego matarlos y casi exterminarlos-, y evidentemente condeno el pasaje histórico como lo hace la mayor parte de la gente pensante. Sin embargo la práctica de esta costumbre poco tiene que ver con esa historia, y mucho con la necesidad natural del ser humano de hacer un alto de vez en cuando, verse a sí mismo, y agradecer las bendiciones que ha recibido. Para mí, este es ese día.

2- Me gusta el Thanksgiving porque es una celebración que no implica la compra de regalos. Aunque en los años recientes los grandes almacenes han adoptado la tradición de poner en oferta todo lo que venden, la celebración propiamente del día transcurre en los hogares, y consiste en cenar en familia y dar gracias por lo que se tiene. Dada la diversidad cultural y religiosa de los estadounidenses, no hay otra ocasión en la que ocurra lo mismo: cada quien celebra su fiesta religiosa en distinta fecha, pero en todo el país, vengas de donde vengas, el Thanksgiving saca lo mejor de las personas.

3- Tradicionalmente también, las organizaciones que apoyan a las personas desvalidas realizan un doble esfuerzo en estas fechas. Personas que no tienen casa, o que pasan por apuros económicos fuertes, o que simplemente tienen hambre –y yo no puedo imaginar angustia mayor que esa- acuden a recibir un plato de comida caliente y a veces bolsas o canastas con despensas y productos básicos; los niños reciben algún regalito. Este año me tocó ir a algunos de estos sitios, y todas las personas con las que hablé coincidieron: hay más gente pidiendo ayuda, en algunos sitios hasta en un 80% por arriba del año anterior, pero también hay más gente brindándola. Al parecer, en tiempos de gran necesidad, quienes tienen algo reconocen que han sido bendecidos, y entonces deciden compartir.

4- Para nosotros este año ha sido particularmente especial. En mi caso personal es sin duda uno de los mejores de mi vida, y lo noto más porque veo la situación de quienes están a mi alrededor y a quienes no les ha ido muy bien. Más de una decena de amigos cercanos se encuentran desempleados ahora –sí, la crisis en este país aún no termina y no parece tener fin; estamos hablando de profesionistas, gente con mucha experiencia y preparación, sin empleo en absoluto; yo nunca en mi vida había visto algo así.
Y nosotros, a pesar de que estamos percibiendo menos ingreso y trabajando jornadas más largas, seguimos recibiendo un cheque cada mes; tenemos buena salud, tenemos familias amorosas y saludables también; tenemos amigos -sin duda la mayor bendición- y trabajamos en lo que nos gusta. No sé si merecemos tanto, pero no hay día que pase sin que lo agradezcamos de corazón.

5- A veces los tiempos difíciles parecen aplastarnos, ¿no? El peso de la vida cotidiana, de los problemas, de la injusticia. Pero tomándonos un tiempo para mirar con objetividad, empezando por el plato en nuestra mesa de cada día, de veras: cuánto que agradecer.

11 comentarios:

Botica Pop dijo...

el concepto, en efecto, es hermoso: contar las propias bendiciones. dar las gracias. sentir ese "fuzzy warm feeling" por las cosas bellas que tiene la vida, mariana, qué cosas tiene la vida. si se siente calientito adentro.

Defeña salerosa dijo...

La idea es bonita. Así, bonita. Para mí ese momento, el de dar gracias, era Navidad (cuando era católica). Bueno, lo sigue siendo. En casa no acostubramos comprar regalos ese día, es de reflexión, abrazos, estar en familia, cenar juntos, reír (aunque m´madre ha dificultado algunas de esas situaciones en algunos años).

A mí el contexto histórico me molesta mucho, pero, si de alguna forma sirve como pretexto para en la actualidad aunque sea por un día, haya todo ese ambiente bonito, bienvenido.

tazy dijo...

a veces sí hay que darnos un tiempo para agradecer, ya que casi siempre estamos quejándonos. un abrazo :D

Kyuuketsuki dijo...

Supongo que tendría que vivir un rato en EEUU para entenderlo. Por lo pronto, yo me quedo con la celebración de thanksgiving de Merlina en los locos Adams :D

Gaviota_mx dijo...

Happy Thanksgiving licenciada!

Yo si ando agradecida y muy contenta. Creo que por primera vez en mi vida mis preocupaciones ocupan un segundo plano.

Lo de la economia esta cabron, no queda mas que apretarse el cinturon y encarar lo que venga.

Un abrazo

Ian dijo...

Hola,

Esto "sonó" un poco sadístico :)

"En mi caso personal es sin duda uno de los mejores de mi vida. Más de una decena de amigos cercanos se encuentran desempleados ahora..."

Que te la pases suave en México. Por ahí traes unas tortas de tamal ...

Saludos


"El Dios desprendió un hálito de Sí mismo y de él creó a la belleza. Derramó sobre ella su bendición
y la dotó de gracia y bondad. Le dio la copa de la felicidad y le dijo:

-No bebas de esta copa hasta que hayas olvidado el pasado y el futuro, porque -la felicidad no es
nada más que un momento pasajero.


Y Él también le dio la copa de la tristeza y le dijo:

-Bebe de esta copa y comprenderás el significado de los fugaces instantes de dicha en la vida,
porque la tristeza está siempre presente.


G.K.G.

Ma. Cano Prieto dijo...

¿Periodistas desempleados?

Es malo alegrarse del mal ajeno, pero pocas profesiones son tan inutiles como esa. Ojala y solo la ejercieran quienes de verdad aporten algo positivo a la sociedad; carroñeros egocentristas que les agrada sentirse un poquito intelectuales, gente fracasada y pretenciosa es lo que son.

Casi un Dios dijo...

changos... para mi este año si estuvo para olvidarlo....

ANYELYT.. dijo...

Lindo post .
SALUDOS

Irenita dijo...

estoy de acuerdo: el thanksgiving es una celebraciòn muy linda, yo no creo en dios entonces no puedo agradecerlo a èl pero la verdad es que agradezco a la vida misma por todas las cosas buenas que forman parte de ella.

este año ha sido increìble y voy a festejar por eso por un mes entero! :)

finísima persona dijo...

el problema con el thanksgivingday es que no hay a quien agradecer.