martes, abril 20, 2010

Recado de las cosas como son


Trabajar en medios de comunicación tiene sus agridulces. Tienes acceso a mucha información, y si estás en el área de noticias tienes un asiento de primera fila en la Historia (esta bonita frase es de @jmrobledo). Pero si te toca escribir, uno de los retos es ser lo más objetivo posible, y el otro es decir las cosas como son aunque en ocasiones no puedas utilizar exactamente las palabras que el otro dijo. Tal vez así escribes en un blog, o en un espacio personal; pero si escribes en un medio formal, debes encontrar un justo medio, y moderarte para decir las cosas sin ofender a nadie.

Eso pasa en el diario para el que trabajo, que tiene más de 80 años de historia y cuenta con razonable credibilidad. No es un diario amarillista, no le da bola a escándalos, no publica fotos de encueradas ni de cadáveres. Y a menos que sea necesario, no usa palabras consideradas altisonantes. Eso no quiere decir que no se digan las cosas; de hecho la línea del diario se ubica del lado liberal de la calle. Pero es una cuestión de sentido común: si alguien dice “ese hijo de puta”, pues pones “ese hijo de p…” y nada cambia, la gente entiende. En el caso de un medio como este, no me molesta esa línea; la entiendo y la comparto.

La mayoría de los medios serios tienen políticas similares. En esa medida, quienes quieren dar un mensaje a los medios y ser tomados con seriedad, hacen lo mismo. Así que hay palabras que no escuchas con mucha frecuencia, y si las escuchas, es porque el caso lo amerita. Y si lo amerita, lo escribes. Y si habitualmente no lo escribes, cuando lo haces, el mensaje llega.

Hoy me pasó. Estuve en una conferencia de prensa en la que se presentó una nueva demanda en contra de los cardenales Norberto Rivera de México, y Roger Mahony de Los Ángeles, por encubrir a Nicolás Aguilar, el cura pederasta que trae encima cerca de 60 acusaciones de abuso sexual en los dos países, que tiene una orden de extradición a Estados Unidos, pero al cual al gobierno mexicano no se le ha dado la gana detener. La demanda es la tercera que le plantan a Rivera en Estados Unidos; las dos anteriores no prosperaron, pero esta tiene una posibilidad porque se planteó utilizando una ley internacional que permite que en cortes estadounidenses tomen casos que involucran a ciudadanos mexicanos.

En medio de la platicadera de los abogados y los periodistas, un hombre tomó el micrófono. Era Manuel Vega, quien durante varios años fue víctima de un sacerdote que oficiaba en California; el cura hoy está prófugo en algún lugar de México.

Las preguntas y respuestas iban y venían en torno a los términos legales de la demanda, a la defensa de los cardenales, al historial de Aguilar, al arreglo económico al que llegó la Arquidiócesis de Los Ángeles con sus víctimas. Algo se nos estaba olvidando, pero Vega se encargó de recordárnoslo.

“Yo sólo quiero decir algo más”, soltó de pronto, pidiendo el micrófono parado ante una decena de cámaras y varias grabadoras. “Yo creo que ustedes, como medios de comunicación, tienen que mandar un mensaje muy directo, porque la gente no quiere ver este problema. Si sabemos de un caso de pederastia en la casa de un vecino, inmediatamente denunciamos; pero la gente va a la iglesia cada domingo sabiendo que esta institución encubre estos hechos y no hace nada. Todos sabemos lo que es la penetración, la cópula y la masturbación. Bueno, en este caso estamos hablando de penetración; del pene de un hombre entrando en el recto de un niño sin ningún tipo de lubricación. Estamos hablando de heces fecales, de sangre y de semen. Lo digo así porque de eso se trata esto; pero por alguna razón la sociedad no quiere escuchar”.

De eso hablamos. Las cosas como son.

18 comentarios:

pepegarza dijo...

Parece que ahora si le esta llegando su hora a esos hijos de p....
Que poder tiene el comentario final este personaje

tatus dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme tajuancha2010@gmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
tatiana.

Mujer Maravilla a la Mexicana GG dijo...

No quiere escuchar porque necesita o necesitamos creer en algo, algo bueno.Pero el concepto de pederasta, se oye demasiado elegante y a la vez oscuro para lo que es, esto ayuda a voltear para otro lado.

El ser humano a veces tan grande y a veces tan monstruo.

Un abrazo

loboPoeta dijo...

Generalizo. Sólo las madres y los padres de hijas e hijos que han sufrido el abuso sexual saben de lo que se trata.

En México el abuso sexual es frecuente no sólo entre figuras con poder, como los sacerdotes, sino también dentro de las familias.

El abuso sexual es transgredir la última frontera del cuerpo. La que delimita lo que es mi cuerpo y lo que no lo es.

El abuso sexual suele ser invisibilizado por las familias. Así como el alcoholismo.

Estupendo post. A ver quién descubre el conejo blanco...

Gaviota_mx dijo...

Hasta hoy el papa hizo mención del problema, poca madre. Si, POCA MADRE, él sabía esto desde hace mucho y como tantos otros, lo ignoró, la chingadera es que él si pudo haber hecho algo al respecto.

En las noticias de la BBC sacaron un reportaje de que algunos católicos alemanes están renunciando a la iglesia, ahí es dónde les duele, ya no van a recibir sus dineritos.

Amiguiz dijo...

Nunca en mi vida se me van a olvidar esas palabras. Supongo que de eso se trata.

Ay, qué horror. ¿No les dio como náusea? ¿Como gana de llorar?

EyeonLA dijo...

Qué buen post, y que fuertes palabras usó esta persona; y tiene razón. No escuchamos por querer creer en algo en este mundo que cada vez nos da menos en qué creer, es fácil esconder los horrores de los actos que cometen debajo de la sotana.
Es difícil visualizar a estos hombres de Dios violando a jóvenes cuando la imagen es del seminarista de los ojos negros y del cura que ofrece la Eucaristía cada semana.

tazy dijo...

fuertísimo, y es más fuerte porque es verídico. en serio. no sólo los medios tienen a autocensurarse en nombre del "buen gusto" y respeto a los individuos, sino también los lectores, porque es verdad: nos negamos a comprender la realidad de lo que pasó. vemos cifras de muertes y no las visualizamos, vemos noticias de feminicidios y no las hacemos "reales" sólo son números.



Excelente post. Sobre eso de que "se sientan a ver la Historia desde primera fila" (parafraseando) ya tuve una discusión con oce y tengo mis reservas. pero de que escriben UNA de las fuentes, eso no lo niego.

saludos.

Chilangelina dijo...

Tazy, sobre lo de la primera fila: Envidiosa.

Geisha dijo...

Sin pelos en la boca, eso es tener huevos!

Kyuuketsuki dijo...

Así son las cosas. Ojalá le quedara más en claro a todo el mundo y por qué son tan aberrantes esos crímenes.

Putos curas.

TORK dijo...

Iba a decir algo sobre la "primera fila" pero Tazy me ganó.

Muy buen recado.

madreselvas dijo...

Muy bien dicho, el abuso sexual contra los niños es imperdonable en cualquier circunstancia, pero el cometido por aquellos que se dan golpes de pecho y baños de santidad es aun peor.

Kuruni dijo...

¿y si lo publicaron así como lo dijo?

Es indignante a muchos niveles. Justicia.

Anónimo dijo...

Creo que a veces en el afan de transmitir informacion se nos olvida transmitir realidades, el tipo nos lo recordo. No me dijo nada nuevo pero me movio el corazon...
CharraFrijolera

Lucrecia dijo...

Acabo de leer tus dos últimos posts y tengo ganas de gritarlos a los 4 vientos. Mi voz no llega muy lejos, pero a donde llegue quiero hacerlo... voy a parafrasear tu post en mi blog, con citas entre comillas, todos tus créditos y el link de tu blog (el cual siempre ha estado en mis recomendados) para que lo lean. Y como tú dices: GRACIAS POR COMPARTIR.

Argénida Romero dijo...

Llegue a tu blog por una recomendación de mi reader, en gmail.

Primero, felicitarte. Segundo, te comento en este post porque no fue posible despegarme de lo expresas en él. Soy periodista también y eso que cuentas en algo con lo que tengo que trabajar día a día.

¿Qué más decirte? El tema de esa conferencia, la pederastía en la Iglesia, es algo que me indigna a manos no poder. Aquí en mi país es un tema tabú y que por muchas razones no se ventila. Desde que se desataron los escándalos en Irlanda, hace unos meses atrás, he seguido el tema. Leer el último párrafo de este post me dejo con un shock momentáneo...difícil de digerir. Se ha publicado tanto y en el fondo se olvida lo horrible y degradante del hecho.

He compartido este post en mi muro de Facebook. Espero no te moleste.

Gracias

Pillo dijo...

Zaz! Y aquí todos en lala land!