martes, junio 15, 2010

Recado de recuento


1- Mayo pasará a la historia como el mes en el que este blog estuvo en letargo. La autora confía en que eso no volverá a ocurrir.

2- Por un tiempo el letargo se muda a Recolectivo. Muchas gracias a quienes fueron suficientemente generosos para leerme y comentarme allá, y a quienes comparon Diarios del Fin del Mundo. Gracias, gracias.

3- En los últimos días me ha tocado cubrir el caso de Anastasio Hernández, el migrante muerto por la agresión de agentes de la Patrulla Fronteriza. Anastasio fue torturado. A este caso se suma el de Sergio Hernández, el joven asesinado en Ciudad Juárez, del lado mexicano.

Sé que muchas personas gritan y patalean por estos dos casos, al igual que por la Ley Arizona, contra el gobierno estadounidense. Sí, son unos hijos de puta. Pero mi dedo apunta derechitito al gobierno mexicano. Felipe Calderón viajaba con su sarakof hacia Sudáfrica cuando ocurrió lo del joven Sergio y como siempre, lo que hace es regodearse poniendo cara de malo, mandar una "enérgica condena" por lo ocurrido, y elogiar el trabajo que hace el Consulado en San Diego para ayudar a la familia de Anastasio (Sí, el trabajo del consulado ha sido bueno, pero para eso les pagamos. Es lo menos que se espera de ellos, no algo que se deba festejar como cosa extraordinaria, aunque comparando con muchos otros consulados lo sea).

4- El caso es que el gobierno mexicano se la pasa reaccionando (¡Ajajá! Puede ser que por eso se les acuse de reaccionarios), pero nunca previniendo. En el caso Arizona, el gobierno mexicano tenía que haber cabildeado con el congreso de Arizona desde mucho tiempo antes de que se firmara la ley. La función de los cuerpos diplomáticos es esa: negociar para lograr acuerdos que eviten relaciones desvenjosas entre dos partes.
El proyecto de ley en Arizona era ampliamente conocido por todo el mundo semanas antes de su aprobación; pero parece que el gobierno mexicano se enteró hasta que lo anunció Televisa.

5- En el caso de la Patrulla Fronteriza ocurre algo similar. Organizaciones de defensa de Derechos Humanos en los cuatro estados fronterizos de EU habían pedido desde hace meses al gobierno de Obama que transparentara los procesos de entrenamiento de los agentes fronterizos. La respuesta fue negativa y aún seguían en conversaciones cuando los incidentes de los migrantes ocurrieron.

La solución para este tipo de sucesos es, sin duda, la aprobación de una reforma migratoria integral; pero siendo realistas, eso no está cerca y el gobierno mexicano no tiene posibilidad de incidir en esta decisión. Lo que sí puede hacer es cabildear con su contraparte para exigir que los agentes fronterizos reciban la capacitación adecuada y sean instruídos en las legislaciones vinculadas con Derechos Humanos y derecho constitucional.

Claro, para eso habría que esperar a que el presidente termine de cazar elefantes.

6- Finalmente, tenemos los dedos en la puerta con el caso ABC y en cualquier momento se nos cierra. Abusando de su tiempo y su buena voluntad, aquí está una lista de los correos electrónicos de los jueces de la Suprema Corte que no consideran de su competencia el fincar responsabilidades en este caso. Los invito a que les digan lo que piensan.

Ministra Margarita Beatriz Luna Ramos
mbluna@mail.scjn.gob.mx

Ministro José de Jesús Gudiño Pelayo
jgudino@mail.scjn.gob.mx

Ministro José Fernando Franco González Salas (cinco nombres el cabrón)
JBassH@mail.scjn.gob.mx

Ministro José Ramón Cossío Díaz
RamonCD@mail.scjn.gob.mx

Ministro Luis María Aguilar Morales
maguilarm@mail.gob.mx

Ministro Sergio Armando Valls Hernández
savallsh@mail.scjn.gob.mx

Ministro Sergio Salvador Aguirre Anguiano
saguirrea@mail.scjn.gob.mx

Ministro Guillermo I. Ortiz Mayagoitia
presidencia@mail.scjn.gob.mx

Listo. Despáchense.

8 comentarios:

Ministry of Silly Walks dijo...

Gracias por los correos.

Pancake dijo...

Es tan irónico, siendo yo una pollita imberbe, se me indico todo el tiempo que en cualquier caso de extravío o situaciones peligrosas, recurriera a las autoridades, pues ellos estaban ahí para ayudar. Supongo en parte que esto era porque mis papás confiaban en el sistema para que cuidara de ellos, siendo ciudadanos cumplidos con sus obligaciones fiscales, legales y morales. Jamás vi a mis padres dar mordida a ningún policía, jamás hubo ningún lío legal y jamás nos permitieron conocer la cultura del narco o nada que tuviera que ver con indicios de criminalidad. Si pasaba algo asi, mi mamá exclamaba indignada visiblemente lo horrible del caso, y lo bueno de vivir en una sociedad con sistema, y todos hablaban de lo jodido que era la inseguridad.

Tengo 21 años, y hace fácil 9 que ya no creo en la magia de nada de eso. Es irónico, en mi caso, por que cuando he necesitado ayuda (en un choque, en una situación peligrosa...), realmente han sido policías los que me han ayudado. Puedo decir con la mano en el corazón que me han tocado buenos policías. Pero, que jodido es, leer los periódicos, ver las noticias...
Hace que me pregunte, ¿si en verdad puede uno confiar en un sistema de justicia? ¿Si abra más policías como los que me han ayudado a mi, y si existen, porque no ayudan a más personas?

Ya no sé ni que estoy diciendo.
Todo esto me consterna demasiado.

Ángela dijo...

Se me revuelve el estómago.

Pensar que somos tantos, saber que hacemos tan poco y sobre todo, reconocer que nos importa tan poco y que tenemos tan mala memoria.

Te admiro, Chila, y lo sabes, por tener la fuerza para estar ahí siempre, por no ser parte de la mayoría que olvida... ya no te nos desaparezcas tanto.

Un abrazo fuerte.

Eliesheva dijo...

Qué bueno es tenerte de vuelta.
Yo ya les dije unas cuantas cosas a esos fulanos de la SCJN.

Anónimo dijo...

ChilAngelita:
Si a Sabina le robaron el mes de abril, con tu letargo a mi se me desapareció el mes de mayo. ¡Bienvenida de vuelta!

Juan Manuel

Concharrita dijo...

Que bueno que regresas. Hoy más que nunca nos hace falta alguien que se ocupe de estos temas, que no desfallezca con la indignación que provocan los señores que componen las "instituciones" de este país.
Los ministros dieron un lección precisa del tipo de justicia que se aplica en México: a los de abajo, todo el peso de la ley, a los poderosos nada, no es de su incumbencia.

Victoria's Home dijo...

o sea que ahora sí te voy a leer más seguido por aquí? me alegra, me alegra porque eso de pasar y no econtrar nadaaaaaa me rompía el corazón

Esquina Tijuana dijo...

Ayer [31 de julio] se cumplieron dos meses del asesinato de Anastasio Hernández y Tijuana No! (el grupo rock-punk-ska) dio concierto en su memoria. tomó el micrófono un activista de la asoc. Ángeles de la Frontera, Enrique Morones (que fue la primera persona a la que llamó la familia de Anastasio para decirle lo que le habían hecho), y se aventó un discurso emotivo y reflexivo sobre los migrantes, pero aclaró que no sólo se trata de criticar la xenofobia de los [pinches] gringos sino ver lo poco [nada] que hace el gobierno de México por evitar la migración (hablando de brindar mejores condiciones de vida, verdaderas oportunidades, a los mexicanos)... en fin, fue un buen discurso y muy buen concierto, con una muy relevante canción dentro de ese marco: La Migra (a 20 años de haberla compuesto).

Gracias por poner los correos de los ministros culeros, les estaré escribiendo. De casualidad no tienes el del pendejo de Calderón?? O el del cerdo de Hacienda?

[aprovecho pa' felicitarte por tu cumpleaños... o debo hablarle de usté??]

saludos y salú!