miércoles, septiembre 15, 2010

Recado de congruencia y amor



1- La mayor fortuna de mi vida es haber nacido en la Ciudad de México. Esa es la variable que determinó gran parte de mi carácter, de mi manera de ver y entender el mundo, la que moldeó mi personalidad.

Para mí, en la Ciudad de México se concentra lo mejor de mi país. Ser mexicano, para mí, necesariamente atraviesa por el DeFe, “la capital”, el sitio donde palpita la vida política, financiera, cultural, deportiva, la industria del entretenimiento y la del mercado negro, la maquinaria que mueve al país, en donde una quinta parte de sus habitantes -¡los de todo el país!- cada día se parten la madre para llegar a sus casas sonrientes cargando con una bolsita de pan.

En el DeFe aprendí a amar a México. Desde ahí supe identificar acentos, comidas, atuendos, a reírme de ellos a veces y también a apreciar y a respetar. Desde ahí emprendí recorridos en autobús, lo mismo hacia la frontera norte, donde el Río Grande y el Golfo se encuentran, que hacia el sur, en donde no hay barda ni alambre ni border Patrol, sino una plaquita con un círculo que de un lado dice Guatemala y del otro el nombre de mi país. Desde la cuidad de México he visto el orgullo de cada persona que llega “de fuera” y de los que como yo, nacidos en medio de la amalgama, somos capaces de conmovernos hasta las lágrimas cuando la lluvia desprende el olor a cemento mojado de las banquetas de CU.

A México, a lo largo de mi vida, me lo fueron inyectando intravenoso y de a poquito.


2- Con este antecedente, la decisión que marcó mi vida reciente sin duda fue la de hacer una maleta para ver que había más allá de mi país. No fue una decisión difícil ni dolorosa, porque sabía que no perdía nada; cuando tienes la certeza de lo tuyo, cuando tienes la raíz bien afianzada, te lanzas al vacío con lo que tienes, sabiendo que pase lo que pase, tienes a dónde volver. Así de importante es para nosotros, los mexicanos migrantes, la estabilidad de nuestro país. No es que nuestra vida presente dependa de ello; es que nuestro futuro, nuestra esperanza, el punto del que nos agarramos mientras rolamos por la vida, radica en eso que es lo único nuestro. Sé que el concepto es muy difícil de entender para quien no ha vivido fuera de su tierra, pero un mexicano fuera de su país, se vuelve más, y más, y más mexicano cada vez.


3- Pensar en México en los últimos tiempos duele. Si no lo quisiera, si fuera como esas personas que dejan la patria atrás con desdén y se alegran de no volver, la cosa carecería de importancia. Pero amar a tu país y verlo como está, va consumiendo el alma y pone a prueba el amor. Sólo descubro cuán grande es cuando a gritos defiendo a mi gente, a mi tierra, cuando alguien osa hablar de las matanzas, y el narco, y la corrupción. A voces y a golpes si fuera necesario, le callo la boca al salvadoreño, al guatemalteco, al colombiano, al boricua que todos los días mueve la cabeza al ver las noticias y me ve con compasión. Al que se burla de mi pueblo pelele porque a pesar de que le matan a su gente, compra banderas y va al Zócalo a hacerle bola al presidente, a legitimar la burla, a formar parte de la estadística oficial. Por amor me callo la boca y no digo que es cierto, que tienen razón; trago saliva y hablo en cambio de mi ciudad, mi gran orgullo; hablo de lo que he visto, lo que sé, lo que he aprendido y lo que he hecho con mi vida; me pongo sobre una mesa de exhibición y les digo que lo que ven es México; que México soy yo. Que alguien se atreva a vilipendiar a una patria que los mira desde mi rostro.


4- A pesar de ello, sé que tienen razón. Yo quiero hablar del pueblo libre, de la universidad pública, del sentido del humor de Monsi, de la solidaridad del 85, de todas esas cosas cursis de las cuales ya hemos escrito tanto, tantas veces. Pero me caen encima los papás de la ABC, los 72 asesinados, el cinismo del narco y el cinismo peor aún del fulano que ostenta el cargo de presidente. Me retumba en la cabeza la voz del migrante con el que hablé la semana pasada, que me contó que al ser deportado a Reynosa, los policías federales lo asaltaron. Me duele la sangre, los muertos, la incertidumbre, la manera en que a nosotros, los migrantes, nos arrancaron nuestra única certeza. Me encabrona hasta el alma que me quitaran el punto de apoyo para ir por el mundo arriesgando hasta lo puesto; me indigna, me ofende, me cala que me quitaran la esperanza de regresar a casa para disfrutar los frutos de la chinga lejos de ella.

Este 15 de septiembre, esperado por años, era un día para celebrar. Para agitar las banderas por todo lo alto y gritar Viva México con el alma. Mi corazón, mi amor enorme por mi patria, la de a de veras, me lo pide; pero mi congruencia, aquella aprendida también gracias a lo que me enseñó mi país, me reclama prudencia. Porque yo no brindo con el que mata a mi hermano, porque yo no soy comparsa de nadie, el gobierno mexicano se puede meter su bicentenario por la cola.

Este 15 de septiembre yo sólo amo a mi México como se ama lo propio, en privado y con pasión; cierro los ojos con orgullo y sé que no soy de México, no señor; sonrío, y sé que México es mío.


12 comentarios:

Marita -a secas- dijo...

Te leo pero esta vez no estoy de acuerdo contigo, al menos en muchas cosas.

Yo tambien amo Mexico, con el alma, con pasion, como solo se quiere a la tierra que lo vio a uno nacer y crecer y le hizo lo que ahora es, asi amo a Mexico, con amor entrañable e incondicional, es por eso y por muchas cosas mas que celebro desde aqui aunque sea lejos de mi tierra, porque esta no es la fiesta del presidente, no señor, no lo es! esta es la fiesta de mi Mexico libre y celebro por eso, por la libertad que otros ganaron para que yo pudiera salir del pais, ir a la escuela, votar, regresar si quiero, por eso celebro; por la gente bella de mi tierra, la que trabaja a diario para hacer de Mexico un pais mejor aun a pesar de todo el pesimismo que se vive, a pesar de todo y de todos, que sigue ahi, en la lucha, por esa gente brindo; por la cultura vibrante, ancestral, que nos precede, que nos da identidad, que nos hace ser lo que somos por eso tambien levanto mi copa y brindo.

Eso no quiere decir que no me duela lo que pasa, o que me haga ojo de hormiga, o que me valga madre, de ninguna manera! me duele hondo, pero se que vamos salir adelante y que el verdadero Mexico finalmente saldra a relucir, porque Mexico no son los muertos, no son los narcos, no son de ninguna manera sus politicos y la corrupcion, por supuesto que no! eso no es Mexico, ahora lo tienen secuestrado pero lo vamos a rescatar, y volvera el Mexico que todos los que lo amamos queremos ver resurgir, estoy segura.

Asi que hoy, desde el fondo de mi corazon, con toda la fuerza de mis pulmones y desbordada de emocion les grito a todos, QUE VIVA MEXICO! Y QUE VIVA SIEMPRE!!!!

Mujer Maravilla a la Mexicana dijo...

Voy de acuerdo contigo Chilangelina. Ganas de gritar te quiero asíi enorme que todos oigan que todos sepan y no poder porque no se siente correcto. Me declaro desinformada del porqué el odio hacia FECAL, ANTES DE TODO ESTO. DEL ABC, de los 72 inmigrantes asesinados. Ojalá me puedas dar algunas referencias del tema que consideres investigaciones serias.

Por lo de la celebración, me parece que sería como invitar a tu cumpleaños a la persona que te es menos grata.

Todavía en estos momentos estoy tratando de averiguar como celebrar este bicentenario.

Un abrazo

Dib dijo...

Yo también quiero mucho a mi país, y sin embargo, como buen provinciano que soy, me caga el DF.

En nuestros respectivos estados, también nos han enseñado a querer a nuestro país y a respetar a las demás personas, etc, etc. Y sin embargo, los chilangos se sienten más importantes.
Bien es cierto que es una ciudad ENORME, con una gran carga cultural, histórica y demás, y que cuando somos niños siempre anhelamos el vacacionar en el DF, pero cuando llevas viviendo algún tiempo aquí comienzas a comprender el por qué únicamente los chilangos aman al DF.

Sea como sea, este comentario no es para criticar a los chilangos o al DF, sino para decir que estoy de acuerdo contigo y que aunque casi nunca escribes, cuando lo haces eres digna de toda la atención del mundo.

Un saludote.

Jazmin dijo...

Yo tambié amo a México, aunque me duela reconocer que cada vez lo reconozco menos, que se va alejando de mi espejo retrovisor porque esos lazos se van deshilvanando poco a poco. No sé a que se deba esto, o si sea un sentimiento pasajero. Creo que es mas bien por motivos personales y no institucionales.
Lo que sí sé es que no se puede separar el festejo del bicentenario del gobierno que se envuelve en él; un gobierno que ata la celebración de la mexicanidad con la complicidad o aprobación del ocupante de la silla presidencial. Es difícil unirse al festejo cuando el residente de Los Pinos lo señale como un gran éxito de su mandato, y no como una muestra de amor a nuestro país.
El amar es también poner el dedo en la llaga.

Un abrazo querida.

Isa dijo...

Yo no tuve la suerte de nacer fisicamente en Mexico, me toco nacer aca del otro lado de la frontera norte donde mi madre me pario y unos años despues regresamos al pais de mis padres y antepasados-MEXICO- alli creci, alli fui a la escuela, alli aprendi a honrar una bandera de color verde, blanco y rojo- para mi una de las mas hermosas-, donde tambien cada lunes cantaba el himno nacional sin distincion por que mi sangre es mexicana tambien, mi cultura y todo lo mi ser. Las vueltas de la vida me han hecho emigrar al pais que me vio nacer, mas por opcion que por conviccion, pero a diferencia de ti yo no lo tome tan "bien", aun sigo enojada, indignada, ofendida por haber tenido que emigrar, por haber tenido que tomar esa decision por las enemil razones que pude haber tenido, por que tambien me inyectaron ese amor por Mexico, por mis hijas, por mi, por todo. Todos los dias llevo conmigo la añoranza de ese pais que me adopto, que no es el mio pero que a la vez es mas mio que el de muchos nacidos alla y criados aqui...que ironia. Viva Mexico!!

Esquina Tijuana dijo...

aunque muchos no lo crean Tijuana también es México y no sólo eso sino que concentra ejemplares de toooodo el país: de cada ciudad, delegación, costa y pueblo, neta.

"el gobierno de México se puede meter su bicentenario por la cola" BRAVO! Y el que celebre pos seguro no es por el FeCal ni por todos los montajes oficialistas conmemorativos (ni por 'amor a la patria') sino por argüenderos, porque hasta ese rasgo tan mexicano se lo andan queriendo colgar.

Salú!

Adriana dijo...

Yo tambien amo Mexico pero si fuera por mi estaria lejosss cruel pero verdadero, estoy queriendo querer otra vez a Mexico...

tazy dijo...

chale, por bajar rápido di´mal el click. decía que este post está rebonito.

Pequeña capitalista dijo...

Qué mejor respuesta que casi todos lo comentarios empiecen por "yo también amo a México" (yo íba aempezar así también)... en estas semana post-independentistas he leído muchos posts de la gente que ama a México con sus contradicciones y eso me renueva las esperanzas... No hay mal que dure 100 años ni mexicano que lo permita.

Te mando un abrazote

Marbe dijo...

Qué chingonada de post.
Yo he vivido siete años fuera, volví hace uno y me duele en el alma arrepentirme. Me duele pensar en volver a irme y estar lejos de estos olores, colores y amores. Pero también lejos de esta violencia y gobernantes grotescos. Me iré lejos otra vez, con mi impotencia en la bolsa.

Un abrazo.

Hombre Rara Criatura dijo...

Hola Chilangelina:

Un poco tarde he descubierto tu blog. Ya que al parecer este espacio ha sido abandonado.
Y dejo en este post la prueba de mi visita. Porque en este post? Porque me agradó aunque no me pareció. Porque yo también escribí algo sobre el bicentenario (http://hombreraracriatura.blogspot.com/2010/09/mexicanos-al-grito-de-fiesta.html) y esto que he escrito ha sido lo único que me da orgullo haber escrito, no lean lo demás por que me da pena y es pura basura.
Te dejo muchos saludos y espero que estés bien y regreses a este tu espacio.

van tuan dijo...

dự án chung cư vinhomes nguyễn trãi là một quần thể đô thị hiện đại chung cu vinhomes nguyen trai được trang bị nội thất tinh tế thiết kế vinhomes nguyễn trãi sang trọng vinhomes nguyen trai đẳng cấp kết hợp cùng tiện nghi vinhome nguyen trai cao cấp vinhomes nguyễn trãi là điểm đến lý tưởng vincom nguyen trai đầy đủ cho người tiêu dùng vincom nguyễn trãi có bán giày nam các loại giày công sở nam đẹp nhất.Công ty thiết kế nội thất hàng đầu tại hà nội, chuyên thiet ke noi that